Sunoco vende refinerías para aumentar rentas
Enviar
Sunoco vende refinerías para aumentar rentas

La jefa ejecutiva de Sunoco Inc., Lynn Elsenhans, ha dado con la mejor estrategia para contener las pérdidas del negocio de refinación de petróleo: deshacerse de las refinerías.
La ejecutiva de 54 años llevó a Sunoco al primer puesto de la lista de las grandes compañías de hidrocarburos de Estados Unidos con las rentas de este año, al tiempo que la acción de la empresa subía el 53%.

Elsenhans tomó el timón de la segunda mayor refinadora de Estados Unidos en 2008, justo cuando la demanda de combustible registraba la mayor caída en 27 años, y de inmediato empezó a reducir los gastos.
Sunoco, al igual que casi todas las otras refinadoras independientes de Estados Unidos, perdió dinero en 2009.
Elsenhans reaccionó más rápidamente al descenso que sus rivales: cambió el enfoque de su firma de las refinerías, un segmento menos rentable, a fuentes más estables de ingresos, como los oleoductos y las terminales de almacenamiento.
Otras empresas refinadoras, como Valero Energy Corp., han seguido el ejemplo, cerrando o vendiendo plantas.
Ahora algunos analistas dicen que ella puede haberse excedido al acceder a la venta o cierre de tres de las cinco refinerías de la empresa.
Mientras la compañía empieza a recuperarse, Elsenhans, la única mujer que dirige una compañía petrolera de la lista Fortune 500, encara un reto de aumentar las ganancias en un negocio que ella ha pasado los dos últimos años reduciendo.
“Cuando miro los negocios restantes, la verdad es que no queda mucho”, dijo Philip Weiss, analista de Argus Research en Nueva York que recomienda “vender” las acciones de Sunoco y no posee ninguna.
Elsenhans, quien pasó 28 años trabajando en Royal Dutch Shell Plc, congeló las pensiones, despidió empleados y se deshizo de un avión de reacción ejecutivo. Redujo los gastos de explotación un 37%.
Tras las ventas planeadas, Sunoco tendrá cerca de la mitad de la capacidad de refinación de 910.000 barriles al día que tenía en 2007, cuando la división generó el 82% de su ingreso neto de US$891 millones, según datos compilados por Bloomberg.
La acción ascendente de la compañía es un beneficio a corto plazo de una estrategia comercial que conlleva riesgos a largo plazo, dijo Weiss.
El ascenso de Sunoco es mayor que los de las refinadoras rivales Valero y Tesoro Corp. Sunoco es la empresa que más se ha revalorizado este año entre las compañías de hidrocarburos de Estados Unidos en el índice NYSE Arca Oil.
Es posible que la compañía reducida no genere dinero suficiente para satisfacer los reglamentos ambientales futuros o cubrir los daños si hubiere un accidente en una de sus refinerías, dijo Weiss.
Hallar nuevas fuentes de beneficios puede ser más difícil una vez que Elsenhans finalice las ventas de activos que tiene planeadas, dijo Chi Chow, analista de Macquarie Capital USA Inc. en Denver, que califica la acción con “desempeño superior” y no posee ninguna.
“Esta es una compañía refinadora que tal vez ni siquiera posea refinerías a la postre”, dijo Chow.

Bloomberg

Ver comentarios