Logo La República

Sábado, 17 de agosto de 2019



ACCIÓN


¡Suerte, temple, mente!

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 08 junio, 2009



¡Suerte, temple, mente!
En un partido atípico la Selección Nacional sobrevivió en Tobago

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Difícil adivinar qué estaríamos celebrando si el “arrollado” de Alvaro Saborío no entra en el minuto 40; el goleador le pegó tan mal a la pelota que esta entró y se empató el partido.
Ganaba Trinidad y Tobago, 1-0 gracias a un mortero rasante que quemó zacate y rompió la tardía estirada de Keylor Navas. Antes, Gonzalo Segares devolvió cerca de la raya una bola que en las alturas, Scotland ganó al propio Navas y después del 1-1, los anfitriones hicieron añicos la retaguardia nacional que acusó y bastante la ausencia sobre todo de Freddy Fernández.
Cayeron rayos y centellas sobre la portería tricolor; Noel botó un gol muerto y el mismo Noel estremeció el palo vertical de mano derecha de Keylor, en un final de etapa eléctrico para los locales, eso sí, sin premio.
Cosas propias del juego; instantes mágicos de un equipo, luego de que Saborío venció a Ince, el Paté Centeno se inventó un filtro de ensueño que puso cara a cara a Pablo Herrera con Ince, y el lateral desaprovechó rematando por fuera.
¡Suerte tricolor en la etapa!
Apenas a 6 minutos del nuevo arranque, el central trinitense Lawrence decide adelantarle la Navidad a Celso Borges y le deja en las botas una bola apenas para que meta el segundo. El noruego no desaprovecha el obsequio y cruza el 2-1. Ya Cristian Bolaños había fortalecido la cintura en lugar de Bryan Ruiz, algo desorientado.
La ventaja costarricense pica al anfitrión que pierde su compostura táctica y pasa a jugar emocionalmente; bocado de cardenal para el talento tico. Como tromba, los trinitenses pasan al ataque y Navas le hace un paradón a Scotland.
Samuell y Glenn entraron de refuerzos en la delantera y aportan potencia y velocidad; se crece Umaña; se reivindica Segares pero el rival encima, presiona, crece.
Marshall desesperado desvía en corto a su izquierda y le sirve la bola a Samuell, quien cruza un derechazo que dobla las manos de Keylor y se empate el juego.
El 2-2 anuncia un cierre de presión local, pero es cuando Costa Rica crece mentalmente, saca su temple y reacciona a lo grande. Varios antecedentes en islas caribeñas mostraban desquebrajamientos de oncenas nacionales en periodos de alerta roja, pero en Tobago esto no sucedió.
Todo lo contrario, luego del empate y cuando los pupilos de Latapy se disponían a sepultar a la visita, la Sele montó la jugada más linda del partido entre Centeno, Alonso y Herrera y Pablito cruzó el pase de la muerte para que Celso Borges, precisamente, matara.
¡Suerte, temple, mente!
Ingredientes de Costa Rica en la sopa de su vital victoria.


Síntesis

2 Trinidad y Tobago
Clayton Ince; Carlos Edwards, Dennis Lawrence, Harbin Andrews, Avery John; Hayden Tinto (Collin Samuell 46’), Dwight Yorke, Silvio Spann (Cornell Glen 62’), Trent Noel, Jason Scotland (Cristopher Birchall 74’), Kenwyne Jones.
D.T. Russell Latapy

3 Costa Rica
Keylor Navas; Pablo Herrera, Gonzalo Segares, Michael Umaña, Dennis Marshall, Celso Borges, Walter Centeno, Esteban Sirias (Esteban Granados 84’), Bryan Ruiz (Cristian Bolaños 51’), Andy Herron (Armando Alonso 61’), Alvaro Saborío.
D.T. Rodrigo Kenton.

Goles: Edwards (30’) y Samuel (61’) para Trinidad y Tobago.
Saborío (40’); Borges (52’ y 69’) para Costa Rica.
El mejor: Celso Borges
Arbitraje: Courtney Campbell. Jamaica.
Asistentes: Ricardo Morgan y Anhony Garwood.
Estadio Dwight Yorke