Sudáfrica es “ganga” para turistas por la caída del rand
Las preocupaciones por los ataques terroristas que están volviendo más peligrosa a Europa están desviando el tránsito hacia el hemisferio sur. Bloomberg/La República
Enviar

Los turistas están regresando en masa a los parques naturales, playas y viñedos de Sudáfrica gracias a que el debilitamiento de la moneda y cambios en los requisitos para las visas tornan las vacaciones más económicas y accesibles.
El número de visitantes a Sudáfrica desde fuera del continente se incrementó un 19% durante los cinco meses hasta mayo, informó el Ministerio de Turismo el 20 de julio.
La creciente popularidad entre los viajeros de mercados como Estados Unidos y Alemania se debe en gran parte a la debilidad del rand, según la mayor empresa de hoteles y casinos de África, Tsogo Sun Holdings.
“Sudáfrica ahora es una ganga”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Tsogo, Marcel Von Aulock, en una entrevista en la oficina de Johannesburgo de Bloomberg. “Siempre hemos sido un destino económico en relación a los mercados internacionales” y la caída de la divisa lo ha extremado, explicó.
El auge turístico internacional de Sudáfrica representa una rara nota de optimismo en una economía aquejada por una tasa de desempleo de 27% y que, según el Banco de la Reserva, no crecerá este año por la caída de los precios de las materias primas y los efectos de la peor sequía en más de un siglo.
El rand es la tercera divisa con peor desempeño después del dólar entre las 16 monedas más importantes analizadas por Bloomberg durante los últimos 12 meses, tras declinar un 12% y alcanzar bajas históricas frente a la divisa estadounidense y el euro a principios del 2016.
El gobierno de Sudáfrica flexibilizó normas introducidas en el 2014 que requerían que viajeros de algunos países, incluida a China, solicitaran las visas personalmente, lo que afectó la demanda de uno de los mercados turísticos de más rápido crecimiento. A los visitantes provenientes de China, por ejemplo, eso solía exigirles un viaje muy y costoso a Pekín o a Shanghái.
Tales restricciones, sumadas al requisito de que los visitantes acompañados con niños debían presentar un certificado de nacimiento detallado, contribuyeron a una desaceleración en la llegada de turistas internacionales en el 2015.
Con la obtención más fácil de las visas a través de los operadores de turismo, la cifra de visitantes chinos creció un 50% en mayo frente al año anterior, en tanto los turistas de India se incrementaron en un 37%, según el Ministerio de Turismo.


Ver comentarios