Suben costos de Volkswagen por crisis y bajan beneficios de Audi
Las acciones de Volkswagen cayeron un 0,7% a 125,15 euros en la bolsa de Fráncfort, registrando un descenso total del 23% desde que estalló la crisis en setiembre de 2015.
Enviar

Volkswagen sufrió un revés en su recuperación del escándalo del diésel, que ya lleva un año, cuando Audi, su mayor contribuidor de ingresos, redujo su perspectiva en medio de los crecientes costos vinculados al engaño con las emisiones.

Volkswagen elevó la provisión de dinero que había destinado para cubrir las multas, costos legales y reparaciones resultantes del escándalo en unos 400 millones de euros, llevándola a $19.800 millones.
Los costos más altos afectan directamente a Audi. La división de autos de lujo tuvo que pagar un monto adicional de 620 millones de euros en el tercer trimestre para hacer frente a los costos que derivaron de la manipulación de los motores diésel de 3 litros y de la retirada masiva del mercado de vehículos con bolsas de aire fabricadas por Takata.


Si bien Volkswagen ha dado grandes pasos para superar el escándalo que estalló después de que reconoció haber hecho trampa en las pruebas de emisiones, el mayor fabricante de automóviles de Europa todavía enfrenta numerosas investigaciones criminales y cientos de demandas.
Además, la compañía aún tiene que llegar a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos por los 85 mil autos con motores diésel de 3 litros desarrollados por Audi, que también fueron manipulados. Una audiencia en una corte de Estados Unidos está programada para la próxima semana.
El tema, que todavía no se ha resuelto, contribuyó a que Audi dijera que su retorno sobre las ventas de este año estaría “muy por debajo” de su rango objetivo del 8% al 10%, en lugar de registrar una ligera disminución en materia de beneficios.
Esto ocurre en momentos en que Audi, que hasta ahora ha reservado 885 millones de euros para solucionar problemas del escándalo del diésel, está perdiendo terreno frente a sus principales rivales, BMW y Mercedes-Benz.
“Las ganancias de Audi estarían bajo cierta presión, aun sin el escándalo del diésel” debido a la lenta demanda que experimenta el modelo de alto volumen A4, dijo Juergen Pieper, analista de Metzler Bank con sede en Fráncfort.
Las acciones de Volkswagen cayeron un 0,7% a 125,15 euros en la bolsa de Fráncfort, registrando un descenso total del 23% desde que estalló la crisis en septiembre de 2015.
La división enfrenta una reestructuración y podría suprimir algunos puestos de trabajo en un nuevo intento por reactivar los márgenes de beneficio, que se redujeron a la mitad, a un 1,5%. Las conversaciones en curso con los representantes de los trabajadores buscan reducir los costos en 3.700 millones de euros para finales de 2020.


Ver comentarios