Subastan equipos por crisis española
Enviar
Subastan equipos por crisis española

Angel Fernández solía viajar a Holanda para comprar equipamiento para las empresas constructoras españolas cuando éstas impulsaban el tercer mayor mercado de la construcción de Europa. Ahora ve cómo llegan compradores a llevarse excavadoras y camiones a países donde no van a juntar polvo.
En un campo de Ocaña, 90 minutos en auto al sur de Madrid, Fernández, que tiene 41 años, observa cómo equipo de construcción que nunca se usó se vende con descuentos del 20% a través de Ritchie Bros. Auctioneers Inc., la mayor subastadora de equipamiento industrial del mundo despliega una gran actividad, un indicio de que el tiempo se ha agotado para las constructoras españolas que los bancos apuntalaron durante años una vez que las máquinas se detuvieron.

“Mi actividad se ha vuelto obsoleta”, dijo Fernández, que compra equipos en representación de compañías constructoras españolas. “Cuando comenzó la crisis, en 2008, todos pensamos que pasaría en dos o tres años, pero llegamos a 2011 y comprobamos que estábamos peor”.
Casi la mitad de los 67.000 desarrolladores de España son insolventes pero no han quebrado luego de recibir financiamiento adicional de los bancos, según R.R. de Acuña Asociados, una firma consultora de bienes raíces.
Prolongar la vida de las compañías se les hace más difícil a los bancos luego de que el gobierno del primer ministro Mariano Rajoy exigiera una mayor reserva de dinero para cubrir pérdidas en préstamos inmobiliarios.
Fernández señala equipo de 2009 sin usar que salió a la venta en la subasta del 13 y 14 de septiembre. Dijo que había quedado sin vender después de que los distribuidores dispusieran reunir equipamiento para ventas que nunca se concretaron. Estaba autorizado a ofrecer 70.000 euros ($90.000) por un tractor, pero se fue con las manos vacías porque otro comprador ofreció 82.500 euros.
“La construcción en España se detuvo hace cuatro años, pero en un primer momento los bancos optaron por refinanciar, lo cual es una muerte lenta”, dijo en la subasta Jeroen Rijk, vicepresidente de ventas europeas de Ritchie Bros. “Ya no lo hacen, y es por eso que ahora hay tantos productos en el mercado. España sin duda vivió la mayor de las burbujas”.
La construcción y el sector inmobiliario de España, que representaban el 18% del producto interno bruto antes de la crisis financiera, ahora constituyen el 11%, mientras que los permisos de construcción cayeron 87% el año pasado respecto del punto más alto de 2004, según datos que recopiló el Ministerio de Obras Públicas.
El sector es ahora el quinto mayor de Europa luego de haber sido el tercero antes del derrumbe, dijo el asesor inmobiliario Davis Langdon.
Los precios de las viviendas han declinado 32% respecto del elevado nivel de 2007, estima Tasaciones Inmobiliarias, la mayor firma tasadora de viviendas de España.
No hay indicios de que la declinación vaya a detenerse en momentos en que la construcción cayó 16% julio en comparación con años anteriores, según Eurostat, el organismo de estadísticas de la Unión Europea.

Bloomberg

Ver comentarios