Strauss-Kahn asume dirección del FMI
Enviar
Strauss-Kahn asume dirección del FMI

Misterio rodea salida de Rato del Fondo tanto en Washington como en Madrid


Washington
EFE

El francés Dominique Strauss-Kahn se convertirá hoy en el nuevo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), un cargo que dejará hoy el español Rodrigo Rato, que lo ocupó por tres años y medio.
El cambio de guardia tendrá lugar en un acto en el atrio de la sede del Fondo en Washington, en el que Rato recibirá a Strauss-Kahn.
Posteriormente, el nuevo jefe del FMI se reunirá con los altos cargos del organismo, dijo una fuente de la institución financiera.
Rato, el noveno director gerente del Fondo y el primer español en ocupar el puesto desde su fundación en 1944, fue despedido en una fiesta formal el lunes para invitados especiales y ayer en una recepción abierta a los más de 2.600 empleados del organismo.
Strauss-Kahn, quien fue ministro socialista francés de Economía y Finanzas, ha indicado que continuará el proceso de reforma iniciado por Rato, que incluye la redistribución del voto en los órganos de poder del Fondo.
La organización humanitaria Oxfam instó ayer a Strauss-Kahn a tomar medidas rápidamente para aumentar la voz de los países en desarrollo en la entidad.
"La propuesta que está sobre la mesa no va, ni de lejos, lo suficientemente lejos. Está claro que los (países) europeos deben renunciar a un porcentaje mayor de su poder de voto", dijo en un comunicado Jeremy Hobbs, director ejecutivo de la asociación.
Hobbs destacó que actualmente Holanda tiene más voto que los 23 países africanos juntos.
Rato dejará de ser director gerente del FMI, cargo del que dimitió sorpresivamente por razones que no ha explicado con claridad, lo que ha alimentado especulaciones tanto en Washington como en Madrid.
La política ha sido la pasión profesional de Rato, más que la economía, y su sueño, escasamente disimulado, era convertirse en presidente del Gobierno español.
Por ello, su anuncio en junio de que abandonaría el Fondo cayó como una bomba en el Partido Popular, la fuerza conservadora a la que pertenece y que disputará las elecciones generales españolas en marzo próximo con Mariano Rajoy como portaestandarte.
Rato, que está divorciado, ha alegado "razones personales" para irse y dijo que abandona Washington para ocuparse en particular de la educación de sus hijos en España.
Desde junio ha reiterado por activa y por pasiva que no volverá a la vida política en España o Europa.
Pero él mismo ha alimentado la especulación al no decir a qué se dedicará desde mañana por la mañana, cuando entregará el testigo a su sucesor, en el atrio del FMI, rodeado de las banderas de los 185 países miembros del organismo, para el cambio de guardia formal.
Los propios empleados del Fondo reconocen el misterio en torno a su partida.
"No la ha explicado bien", dijo un alto funcionario, que no quiso que se divulgara su nombre.
Pese a las negativas de Rato, las apuestas en Washington apuntan a intenciones políticas.

Ver comentarios