Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Stiglitz duda de rescate bancario

| Lunes 20 abril, 2009



Stiglitz duda de rescate bancario

Nueva York.- El rescate bancario del presidente estadounidense, Barack Obama, probablemente fracasará, porque los programas fueron diseñados para ayudar a Wall Street y no para crear un sistema financiero viable, dijo el economista ganador del premio Nobel Joseph Stiglitz.
Stiglitz, de 66 años, ganó el premio Nobel en 2001 por demostrar que los mercados son ineficientes cuando todas las partes en una transacción no tienen el mismo acceso a información crítica, lo que ocurre la mayor parte del tiempo. Su obra es citada en investigaciones económicas más que la de ningún otro economista, según una clasificación de febrero de Research Papers in Economics, una base de datos internacionales.
Stiglitz indicó que hay conflictos de interés en la Casa Blanca porque algunos asesores de Obama tienen nexos cercanos con Wall Street.
“Todos los ingredientes que tienen hasta el momento son débiles, y faltan varios ingredientes”, aseveró. La gente que diseñó los planes “está en el bolsillo de los bancos o es incompetente”.
El Programa de Ayuda para Activos en Problemas (TARP) no es lo suficientemente grande para recapitalizar el sistema bancario, y el Gobierno no ha sido directo en atender esa deficiencia, dijo.
El retorno a los contribuyentes del TARP es de 25 centavos por dólar, dijo. “La reestructuración bancaria ha sido un desastre total”.
En lugar de comprar constantemente participaciones pequeñas en bancos, los bancos más débiles deberían ser colocados en una sindicatura en la que los accionistas de las entidades financieras sean suprimidos y los bonistas se conviertan en los accionistas, utilizando el dinero de los contribuyentes para que las instituciones sigan funcionando, dijo.
Por su parte, el Programa de Inversión Pública-Privada (PPIP), diseñado para comprar activos de los bancos, “es un programa realmente malo”, dijo Stiglitz. No logrará la meta del Gobierno de establecer un precio para los activos ilíquidos que colman los balances de los bancos, y en su lugar enriquecerá a los inversores al tiempo que causa enormes pérdidas a los contribuyentes.
A Stiglitz también le preocupan los vínculos entre los asesores de la Casa Blanca y Wall Street. El fondo de cobertura de riesgo D.E. Shaw & Co. pagó al director del Consejo Económico Nacional, Lawrence Summers, uno de los directores gerentes de la firma, más de $5 millones en sueldo y otros tipos de retribución en los 16 meses antes de que se uniera al Gobierno.