Logo La República

Martes, 22 de octubre de 2019



ACCIÓN


Stephens rompe el guion

Dinia Vargas [email protected] | Jueves 24 enero, 2013

Sloane Stephens dio una de las sorpresas del Abierto de Australia al eliminar a Serena Williams.WILLIAM WEST-AFP/LA REPÚBLICA


Stephens rompe el guion

La nueva “perla negra” del tenis estadounidense es la revelación del Abierto. Murray enfrentará a Federer

Con solo 19 años Sloane Stephens debutará en las semifinales de un Grand Slam. Esta joven se convirtió en la sorpresa del Abierto de Australia, ya es llamada la nueva “perla negra” del tenis estadounidense.

Stephens avanzó de forma silenciosa, pero eliminar en cuartos de final a Serena Williams no puede pasar inadvertido. En un duelo de tres sets venció 2-6, 7-5, 6-4.

“Puede ser la mejor del mundo. Tiene un talento increíble, lo hace todo sin esfuerzo”, afirmó la menor de las hermanas Williams.
“A las hermanas Williams las quiero y son las más grandes”, comentó Sloane, que confesó que en su habitación tiene un par de pósters de Serena y Venus, aunque también guarda por ahí uno de Kim Clijsters.
Stephens actualmente se ubica en el puesto 25 del escalafón mundial, y es la primera vez que derrota a una jugadora ubicada dentro del top ten.
Mide 1,70 metros y pesa 61 kilos. No es un cuerpo que intimide, pero su físico es envidiable, porta genes de atletas. Su madre, Sybil Smith, fue la primera nadadora negra seleccionada en el All America universitario tras sus actuaciones en la Boston University, aunque en los años 80 no logró conseguir una plaza olímpica. Su padre, John Stephens, fue running back en los New England Patriots de la NFL (fallecido en un accidente de tránsito y con quien no tuvo relación hasta los 13 años).
Ante ella vio como Serena que apuntaba a su tercer Grand Slam seguido, el decimosexto de su carrera, encajó su primera derrota en diez meses, descargó su furia dando de raquetazos al suelo y terminó quejándose de problemas físicos.
La próxima rival de Sloane será la vigente campeona, la bielorrusa Victoria Azarenka, que derrotó a la rusa Svetlana Kuznetsova por 7-5 y 6-1, tras una hora y 47 minutos de juego.
La rusa, que llegó a ser número dos del mundo, mantuvo el tipo en la primera manga pero fue incapaz de mantener la ventaja que adquirió y frenar la reacción de la número uno del mundo.
“Me costó al principio porque tiene un juego diferente, pero luego he podido jugar mi mejor tenis. Tengo la misma ilusión que cuando era niña”, indicó Azarenka, que subrayó la importancia de “mantener la tranquilidad y disfrutar del juego”.
En el bando masculino se vivieron dos duelos totalmente diferentes. Primero, el británico Andy Murray acabó con el galo Jeremy Chary (6-4, 6-1 y 6-2) y sigue sin perder un solo set antes de llegar de semifinales.
“Puede que me sienta un poco más tranquilo que de costumbre y que me haya quitado presión con los últimos títulos. Pero aún tengo la sensación de cómo cada año es difícil ganar torneos”, dijo el inglés. “Solo hay que mirar a los que todavía quedan en el torneo. Va a ser muy duro”.

Segundo, el suizo Roger Federer sufrió para no faltar a las semifinales del primer Grand Slam de la temporada por décimo año consecutivo. El francés Jo Wilfried Tsonga, octavo, llevó al límite al helvético. Hasta los cinco sets (7-6(4), 4-6, 7-6(4), 3-6 y 6-3), que arrimaron al número dos del mundo a la conquista de su quinto Abierto de Australia y el decimoctavo grande de su carrera.
“Fue un partido duro desde el principio, con altos y bajos de los dos”, afirmó Federer. “Estoy muy feliz, fue un buen partido. Lo disfruté. Pudo haber sido en cuatro, en tres, lo pude perder. En el final estoy feliz por ganar en cinco”.

Consulta: EFE y mundodeportivo.com

Dinia Vargas
[email protected]



 


 





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.