Logo La República

Domingo, 24 de octubre de 2021



COLUMNISTAS


¿Sorpresas electorales en el 2013?

Vladimir de la Cruz vladimirdelacruz@hotmail.com | Miércoles 09 enero, 2013


¿Qué se aprecia al iniciar el año? No hay una situación revolucionaria en el país. Las clases dominantes tienen capacidad de continuar gobernando


Pizarrón

¿Sorpresas electorales en el 2013?

En la historia política del país no se ha presentado un proceso electoral como el actual, a un año para que los ciudadanos decidamos el futuro del país. ¿Qué se aprecia al iniciar el año?
Primero, un proceso electoral concentrado en la elección presidencial y en la de diputados.
Segundo, una enorme cantidad de partidos políticos a nivel presidencial, al menos en esta etapa de inscripción que cierra el 31 de este mes, que puede llegar a más de 20, entre los partidos existentes que han participado en procesos anteriores y los nuevos para el 2014.
Tercero, igual situación a nivel de partidos provinciales, que puede superar los 30 partidos, con sus respectivos candidatos a diputados.
Cuarto, una situación que se mantiene en encuestas desde hace un año, por la cual se reconoce la posibilidad casi inevitable de que el Partido Liberación Nacional (PLN) asuma por tercera vez consecutiva un gobierno, lo que no se ha dado en la historia patria desde 1949, lo que es a la vez el principal reto para ese partido y su candidato, y para las mismas fuerzas opositoras de evitarlo.
Quinto, una oposición política dispersa, débil, ampliamente fragmentada, sin liderazgos visibles y aceptables a la ciudadanía, que pareciera jugar a la gallinita ciega o a la piñata.
Sexto, una izquierda sin eco ampliamente dividida a nivel nacional, provincial y en las organizaciones sociales, con agendas muy coyunturales y particulares, con expresiones monotemáticas.
Sétimo, posibilidades débiles de coaliciones electorales opositoras, unas que se mencionan en partidos tradicionales que han participado en elecciones, otras de nuevos partidos, obviamente con menos posibilidades, y aquellas que mezclan como en un chopsuí político distintos grupos, tendencias, personalidades y partidos electorales.
Octavo, un espectro político de indefiniciones políticas claras de izquierda o de derecha, y de sus respectivos centro izquierda o centro derecha. El país nunca ha estado gobernado por la izquierda, ni por el centro izquierda, ni por la derecha extrema, ha estado gobernado por el PLN y por gobiernos de raíces socialcristianas y liberales. El PLN nunca se ha definido como un partido de centro izquierda y no lo va a hacer ahora.
Noveno, una situación político económica en la cual no está en cuestionamiento el modelo de desarrollo que se ha venido estableciendo al menos desde 1978, cuando se iniciaron la privatizaciones de las instituciones públicas, 1982 cuando se iniciaron los Planes de Ajuste Estructural o desde 1990, cuando se iniciaron las nuevas políticas neoliberales y los Tratados de Libre Comercio, lo que se evidenciará en los principales programas electorales que se agitarán próximamente.
Décimo, una mayor presencia de redes sociales electrónicas que actúan como baterías contra personas y partidos.
Onceavo, no hay una situación revolucionaria en el país. Las clases dominantes tienen capacidad de continuar gobernando, no hay crisis ni grietas en su estructura de dominación ni hay una situación de miseria y pobreza que permita a los sectores populares levantarse.
Los de arriba aún pueden gobernar. Las elecciones son un paliativo de esta situación para todos los sectores.


Vladimir de la Cruz
 

NOTAS ANTERIORES


Animales en la política

Jueves 21 octubre, 2021

Espero que mis propuestas de “animales” resulten recibidas con el mismo entusiasmo que las recibieron los republicanos y los demócratas, o en todo caso que...

¿Por qué algoritmo piensa votar?

Jueves 21 octubre, 2021

Una campaña electoral en medio de una pandemia, un desempleo por las nubes, crisis fiscal, a esto se le suma 27 ciudadanos que quieren ser presidentes...






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.