Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 15 Febrero, 2012


Son cuatro los países que cambian en 2014


En los dos años próximos cuatro países centroamericanos celebrarán elecciones y cambiarán de presidentes; Costa Rica, Panamá, Honduras y El Salvador. Es seguro que variarán los primeros mandatarios en todos, pero no está tan claro que el partido político actualmente en el poder logre mantenerse, por lo menos en algunos casos.
En Costa Rica el Partido Liberación Nacional (PLN) es el más fuerte de todos; actualmente los otros no llegan a sumar en su conjunto lo que registra esta organización política en las encuestas. Sin embargo, ya ha gobernado por dos periodos y sería insólito que los costarricenses dieran a un mismo partido tres períodos constitucionales seguidos. La administración actual no está bien evaluada y en pasadas elecciones se ha visto que cuando se acercan las elecciones los partidos pequeños de repente crecen; en 2006 el Partido Acción Ciudadana (PAC) casi gana una de estas. ¿Aparecerá una agrupación con posibilidades de derrotar al PLN? ¡Queda por verse!
En Panamá el partido gobernante se llama Cambio Democrático (CD), organización que fue fundada por el actual presidente Ricardo Martinelli. Sigue siendo más personalista que institucional, y en la actualidad hay mucho descontento entre los panameños con la forma en que evoluciona su país. Ya ha anunciado que pretende presentarse con candidato presidencial en la contienda de 2014, pero los dos partidos tradicionales, el Partido Revolucionario Democrático (PRD) y el Partido Panameñista tienen candidatos fuertes para correr en contra de CD. Es dudoso que CD logre reelegirse en la elección próxima.
En Honduras, el Partido Nacional (PN), el segundo más antiguo de todos en la región centroamericana (fundado en 1902), tiene buena posibilidad de repetir en el poder, aunque en la actualidad hay bastante desacuerdo con el desempeño del presidente Porfirio Lobo. El Partido Liberal (PL), el más antiguo (fundado en 1891) se mantiene débil después de la crisis de 2009 y la remoción del poder de Mel Zelaya, que representaba a esa agrupación. El PN tiene buenos candidatos para 2014 y no es así en el caso del PL. Si se lograra unir al PL detrás de un candidato aceptable para la facción que sigue a Zelaya y también a los demás, sí habrá posibilidad, pero se ve muy difícil.
En El Salvador es el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) que oficialmente está en el poder. El presidente Mauricio Funes sigue siendo bien evaluado y es personalmente popular, pero el partido que representa (antigua guerrilla) todavía inspira reacciones negativas en ciertos círculos. Si la oposición logra mantenerse unida la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y la Gran Alianza de Unidad Nacional (GANA) fundada por el expresidente arenero Antonio Saca después de ser expulsado de su propio partido vencerían al FMLN. Saca quisiera repetir en la presidencia y por el momento no pareciera que ARENA lo apoyaría.
Lo que sí parece ser definitivo es que las cuatro elecciones centroamericanas de 2014 no traerán cambios dramáticos en ninguno de los países que las celebran.

Carlos Denton
[email protected]