Enviar
Viernes 26 Septiembre, 2008

Solventar las necesidades de los agricultores


Apoyar a los pequeños y medianos productores debidamente organizados, en lo relativo al mercadeo agropecuario y otorgarles buenos instrumentos de comercialización de sus productos es hoy una necesidad.
Que funcionen en nuestro país ferias del agricultor los fines de semana es una bendición para vendedores y consumidores por las buenas condiciones ofrecidas en cuanto a calidad y precio del producto. Pero crear mercados regionales en las diferentes áreas del país, contribuirá en gran manera al desarrollo de todos los agricultores nacionales.
Las necesidades de mecanismos, instrumentos y servicios de apoyo efectivos para los trabajadores agropecuarios en todas las regiones del país, en materia de comercialización, son evidentes, por eso para la fracción del Movimiento Libertario, apoyar un proyecto de ley que permite trasladar al patrimonio del Programa Integral de Mercadeo Agropecuario (PIMA) ¢800 millones para desarrollar el Programa Nacional de Centros de Acopio (Pronaca), y apoyar a los pequeños y medianos productores, significa dar un paso más hacia el progreso del país.
Me honra saber que una iniciativa de ley (Ley de Fortalecimiento del Programa Integral de Mercadeo Agropecuario Expediente Nº16840) propuesta por mi persona y otros legisladores integrantes de la Comisión Permanente de Asuntos Agropecuarios, permitirá darles agilidad a recursos que están empantanados y que cada día más bien lo que hacen es perder su valor adquisitivo.
Con esta iniciativa se podrá priorizar en las necesidades de las regiones que están más distantes del mercadeo mayorista principal (CENADA), que son la Huetar Norte, Brunca, Huetar Atlántica y la Región Chorotega.
Los agricultores por excelencia son productores y en la medida en que se puedan fomentar y desarrollar estos mercados regionales, estaremos facilitándoles el proceso a pequeños y medianos agricultores que necesitan salir adelante y que encuentran en esta actividad su forma de vida.
Es claro que ¢800 millones no van a alcanzar para lograr todo el objetivo, pero lo que se pueda desarrollar al darle un uso efectivo y correcto al dinero, permitirá reinvertir y responder a todas las necesidades de las regiones del país. Ojalá que estos recursos sirvan para que se inicien obras importantes en estas áreas, las cuales tienen una alta producción agropecuaria como lo es la provincia de Limón.
Desgraciadamente en Costa Rica existe una carencia de capacidad integral de políticas agropecuarias y de un sistema institucional de apoyo que les permita a las organizaciones de pequeños y medianos productores contar con la adecuada capacidad de respuesta en todos los órdenes de su actividad productiva.
La visión de nuevas políticas públicas y legislación que se orienten a aliviar esos esquemas debe ser integral y novedosa, la cual permita favorecer la debida complementariedad de los diversos instrumentos utilizados en la institucionalidad agropecuaria nacional. Valga mencionar mercados mayoristas nacionales o sedes regionales, red nacional de frío, ferias del agricultor, comercializadoras regionales corporativas, bolsas agropecuarias, programa de abastecimiento institucional, mercados municipales, entre otras modalidades.
Este es un esquema nacional de Desarrollo Integrado de Mercados, el cual debe materializarse de manera tal que se respete siempre el principio de equidad y que no haya un sector que se beneficie más que otro por influencias, y que no se redireccionen más recursos a una zona y dejen a otras sin nada o con muy poco.


Ovidio Agüero Acuña
Diputado fracción Movimiento Libertario