Enviar
“Puntos ciegos” del swing
Identificar cuáles son los fallos que está cometiendo a la hora de golpear la bola le permitirá mejorar su juego

Dinia Vargas
[email protected]

Fuera de vista, fuera de la mente. Muchas veces no se está conforme con el swing, pero el golfista no tiene una idea clara de lo que está afectando su juego, en este caso la respuesta podrían ser los llamados “puntos ciegos”.
Pero, ¿qué son los “puntos ciegos”? Son aquellas fallas de su swing que se sobrepasan simplemente porque no está consciente de que existen.
Por ejemplo, muchas veces el jugador no se da cuenta si está llevando el palo hacia atrás de la manera correcta o si la cara del palo no está entrando de forma correcta a la hora del impacto.
Esto se da porque los brazos y el palo de golf están fuera de la vista del jugador, ya sea porque la velocidad del swing es muy rápida en el downswing (swing hacia delante) o es un punto del backswing (swing hacia atrás) que no se puede ver.
Una de las mejores soluciones para esas fallas, es la herramienta del vídeo, que puede demostrarle de una mejor forma los errores que está cometiendo.
“El método del vídeo le permite al golfista que vea lo que en realidad está haciendo. La mayoría de ocasiones el jugador piensa que está haciendo el mejor swing del mundo, pero en realidad no lo es”, comentó el profesional Alejandro Duque.
“Un análisis del swing le dejará al jugador una visión más amplia de lo que debe mejorar, lo que le permitirá hacer un swing mucho más acertado”, añadió Duque.
Esto se debe a que el golfista necesita tener una imagen de lo que debe realizar o no cuando va a golpear la bola.
“El vídeo le permita congelar la imagen y ver todos los detalles, paso a paso. Así el jugador puede lograr una imagen visual de lo que debe hacer y luego, frente a un espejo en un driving range, con sesiones repetitivas de práctica, aplicarlo. Igualmente los músculos comienzan a memorizar estas posiciones hasta que se vuelen comunes”, indicó Christian Morera, profesional del Valle del Sol.
Los golfistas de mayor habilidad tienen una percepción exacta de donde se encuentran los errores y hasta logran diferenciar lo que está haciendo su cuerpo en cada momento.
Sin embargo, uno de menor habilidad asume que si la pelota hace más o menos lo que se imaginó es porque su swing está bien. Pero lo anterior no es correcto, ya que los demás tiros no llevarán la línea que quería y esto hace que se recurra a las correcciones momentáneas o “mañas”.
“Si las bases del swing no están sólidas, esto hace que las correcciones que se realicen sirvan de momento, pero en el mediano plazo lo que va a cometer son más y más errores, que evitan una mejoría en el juego”, aseguró Duque.
El videoanálisis es fundamental para el crecimiento del golfista, pues le permite chequear ciertos aspectos que no se identifican a simple vista.
No obstante, el golfista principiante debe tener cuidado en el uso del videoanálisis, mencionó Morera, ya que más bien podría crearle confusiones.
“Depende de la necesidad, funciona para personas que ya han arrancado y que tienen tiempo de estar en el deporte, en cambio para un principiante lo ideal es comenzar a practicar los conceptos básicos del golf (postura del cuerpo, alineamiento, grip, entre otros) y cada vez ir abarcando un poco más”.
Si el jugador no es consciente de los errores que está cometiendo tendrá un duro trabajo para mejorar.


Consejos

* Si está comenzando a jugar golf preocúpese únicamente por las bases del swing.
* Si es un jugador amateur un tanto principiante consulte a su profesor si es el momento recomendable para empezar a utilizar el videoanálisis.
* El videoanálisis le permitirá al golfista de mayor nivel mejorar aquellos puntos en los que tiene duda, pero recuerde siempre practicar antes de salir a jugar.
Ver comentarios