Logo La República

Miércoles, 21 de agosto de 2019



ACCIÓN


Solo golf: Seguridad para los golfistas

Dinia Vargas [email protected] | Miércoles 10 junio, 2009



Seguridad para los golfistas
Algunos campos cuentan con un sistema que se encarga de alertar contra la rayería

Dinia Vargas
[email protected]

Los campos de golf que hay en el país tienen, de ahora en adelante, que prestar más atención a las tormentas, con el ingreso de la estación lluviosa, para evitar algún inconveniente con los golfistas, quienes deben estar atentos a los cambios del clima y acatar todas las indicaciones que se les den.
Actualmente solo dos campos nacionales cuentan con la protección de un aparato llamado Thor Guard, el cual es un sistema de predicción y alarma contra la rayería.
La rayería es un cambio de energía positiva a negativa en la atmósfera, que en la tierra puede crear una corriente y convertirse en rayo.
Ahí es donde entra en funcionamiento el Thor Guard, pues se encarga de detectar y evaluar esos cambios en el campo electrostático y mandar una señal en caso de que la zona donde se ubica el campo esté propensa a algún tipo de tormenta eléctrica.
“El sistema es muy efectivo, puede ajustarse hasta alcanzar un máximo de 15 millas; además, en la computadora donde se muestra la información se evalúa la información 500 veces por segundo, lo cual da seguridad”, aseguró José Quesada, profesional de La Iguana, donde tienen más de cuatro años de contar con un Thor Guard.
El sistema monitorea el nivel de peligrosidad de la tormenta y dependiendo de esto activará las alarmas (sirena) de las torres que se encuentran en el campo y sonarán unos 20 segundos indicando que la tormenta pasará por el campo dentro de ocho a 20 minutos, suficiente tiempo para desalojar la cancha.
Cuando todo ha pasado se activarán tres sirenas, esto significa que el campo ya está libre de peligrosidad para poder jugar.
En Costa Rica tanto La Iguana como Reserva Conchal cuentan con cuatro torres, una que es la principal y tres normales, dichas torres se cargan mediante energía solar, por lo que si no hay electricidad no existe ningún problema.
“El sistema es muy efectivo y preciso, indica la cantidad de descargas que caen en la zona, avisa con el suficiente tiempo para salir, no importa en cuál lugar del campo se encuentre”, explicó Carlos Rojas, profesional de Reserva Conchal.
Asimismo, no hace falta que esté lloviendo, puede ser un día soleado que si el sistema prevé que algún tipo de actividad eléctrica se acerca, se pondrá en funcionamiento.
“La gente lo acata pero cuando el día está nublado o muy oscuro. Cuando está soleado y las alarmas suenan las personas no salen, se les crea una confusión acerca de por qué suena el sistema si el día está bien”, comentó Rojas.
Para Quesada, “todos los campos de golf que están en el país deberían hacer el esfuerzo de contar con este tipo de aparatos, ya que estamos ubicados en un trópico propenso a muchas lluvias con rayería, y los campos tienen la obligación de dar algún tipo de seguridad a sus clientes”.


Consejos

Para tomar en cuenta:

* Recuerde que los carritos de golf no protegen de los rayos, al contrario el techo está cubierto de metal, que es un conductor de energía.

* Si se va a proteger de una tormenta eléctrica en un baño, asegúrese de que haya alguna información en la parte de afuera que indique que tiene algún tipo de protección contra rayos.