Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



ACCIÓN


Solo golf: En defensa del trono

Dinia Vargas [email protected] | Jueves 25 junio, 2009



En defensa del trono
Alejandro Duque está preparado para proteger su reinado de cuatro años en la Copa Valle del Sol

Dinia Vargas
[email protected]

Cuatro años de un verdadero dominio, cuatro años en que el nombre de Alejandro Duque ha quedado impreso en la Copa de Valle del Sol y por eso se convierte en el rival a vencer por los demás profesionales.
Un Duque psicológicamente muy fuerte va en busca del pentacampeonato para seguir aumentando su racha de triunfos. “Estoy tranquilo, igual que siempre; paso por un buen momento psicológico, no he tenido mucho tiempo para prepararme pero estoy acostumbrado a la presión y listo para resolver cualquier situación”, afirmó Alejandro, quien ha ganado en lo que va del año el Campeonato Nacional de Match Play y la Copa Punta Islita.
A pesar de no haber podido practicar tanto como hubiese querido, Duque dice tener muy bien planeada su estrategia para afrontar el torneo. “Me pondré un reto personal, algún score a vencer o tirar y si eso me da para ganar, excelente; si no, estaré contento si logró cumplir mi objetivo”.
Copa Valle del Sol se caracteriza por ser dos rondas de 18 hoyos (una el sábado y otra el domingo) en las que un error se puede pagar muy caro al no haber muchas opciones para recuperarse.
“Es un torneo corto, cualquier error hay que recuperarlo lo más rápido posible, definitivamente se debe ser muy cauteloso; aquí un error se paga doble o triple, cuando se arriesga hay que medirlo muy bien”.
Una de las principales debilidades de este jugador son las salidas desde el tee, aun así comentó tener este aspecto ya estudiado y bajo control. “Soy muy fuerte con hierros y el juego corto, mi debilidad son las salidas pero esta cancha permite el fallo desde el tee, aquí no se castiga tanto”.
Ultimamente Duque ha realizado unos cambios en el swing, debido a que por la falta de práctica había perdido posiciones básicas, los cuales le están dando resultados positivos.
Desde el inicio, su meta será tratar de hacer la mayor cantidad de birdies y repetir rondas tan buenas como los últimos nueve hoyos de esta misma copa el año anterior, cuando tiró 31.
“Me siento sólido, he estado haciendo bastantes birdies, si necesito meter el acelerador como el año pasado, lo voy hacer; sin embargo espero que no sea necesario. Mientras los acontecimientos se presten, a mí no me da miedo tirar 62 golpes, no me afecta, yo no me asusto”.
Dentro del campo habrá 11 golfistas profesionales, quienes saben que se principal rival en dicho evento es Duque. “Todos hemos jugado juntos, nos conocemos, somos buenos amigos y espero que todos juguemos muy buen golf”, concluyó.


Otros campeones


Si Alejandro Duque es el claro dominador de la categoría profesionales, todo lo contrario sucede en la amateur, donde la copa ha cambiado de manos en cada una de sus ediciones.
En el caso de los amateurs, además de los campeones por categoría, el torneo tendrá un ganador general (el mejor score neto de los 100 golfistas aficionados inscritos) que será declarado oficialmente como campeón de la VIII Copa Valle del Sol.
Dicho premio y la copa ya fueron recibidos en el pasado por Arturo García (2002), Michael Hawkins (2003), Geovanny Brenes (2004), Germán Tobón (2005), Eduardo Madriz (2006), Oscar Murillo (2007) y Robert Lowther (2008).