Enviar
Agresivo o conservador
Los hoyos par cinco son un arma de doble filo

Dinia Vargas
[email protected]

Son ideales para pegadores de larga distancia con un buen tiro de salida y básicamente es cuando más acometividad se muestra a la hora de jugar, pero se puede pagar caro esta agresividad, sin lugar a dudas esas son las características para afrontar un hoyo par cinco.
Los pares cinco se convierten en los hoyos de mayor distancia que hay en un campo de golf, muchas veces sobrepasan las 500 yardas y aquí el golfista tiene cinco golpes para poder completar el hoyo, es decir, introducir la bola en el agujero, los demás impactos serán adicionales a lo que estable el hoyo.
“Básicamente cuando se va a jugar un hoyo par cinco uno es agresivo, esto casi siempre es una constante porque se sale a buscar el birdie”, indicó el golfista amateur Adrián Chinchilla.
Para lograr este objetivo principal se necesita básicamente tener un buen driver o tiro de salida, “que en este caso es lograr el centro del fairway y buscar llegar lo más largo posible, eso me permite estar en el green con dos golpes y tener toda posibilidad de hacer birdie”, explicó Chinchilla.
Sin embargo, para el golfista profesional Carlos Rojas esos hoyos son de mucho cuidado porque cuando se arriesga, el precio que se puede llegar a pagar es muy alto.
“Estos hoyos siempre tienen una zona segura, están diseñados para buscar con tres tiros estar en green, cuando se trata de llegar con dos golpes al green el golfista se puede meter en muchos problemas y terminar con más impactos de los deseados”, comentó Carlos Rojas.
En la mayoría de las ocasiones estos hoyos tienen obstáculos (árboles, bunkers, lagos) especialmente antes del green para dificultar el recorrido del jugador lo más posible, con eso se busca hacerlo pensar y analizar bastante la estrategia que utilizará en cada uno de los golpes.
Se estima que en un campo de 18 hoyos debería haber cuatro par cinco, aunque lo anterior no siempre se cumple.
Rojas también estuvo en desacuerdo en que el tiro de salida sea el más importante. “Es que si no logras pegar un buen driver tienes muchas posibilidades de recuperar con un segundo buen tiro, no te presiona tanto y puedes acomodarte bien”.
Ese segundo tiro es el que para este golfista profesional es fundamental, “el segundo golpe si es malo te mete en problemas, te causa presión y cuesta más recuperar el hoyo, ahí es donde se presentan los bogeys y doble bogeys durante un juego”, dijo.
Así como Chinchilla y Rojas tienen cada uno su manera de planear su estrategia, cada jugador la variará de acuerdo con su gusto, lo que le genere más seguridad y el campo en que se encuentre.
Ser agresivo o conservador pasará siempre por la mente del golfista a la hora de afrontar un hoyo, al final el score que escriba en su tarjeta en ese hoyo, demostrará si la estrategia escogida fue la ideal o si la próxima vez debe cambiar.
Ver comentarios