Solís tuvo el peor arranque en el Congreso en 25 años
Enviar

En su primer año de gobierno, Luis Guillermo Solís tuvo el peor arranque en la Asamblea Legislativa que se recuerde en 25 años.

Si se comparan las sesiones extraordinarias de todos los gobiernos durante ese lapso, queda al descubierto que el Mandatario fue el que mandó más proyectos de ley al Congreso en las sesiones extraordinarias y paradójicamente, el que menos leyes aprobó de acuerdo al XXI informe del Estado de la Nación dado a conocer hoy.



En el primer año de trabajo, el Ministerio de la Presidencia fue dirigido por Melvin Jiménez, quien fue cesado del cargo por múltiples críticas de la oposición.

Al ex ministro, los diputados lo cuestionaron por no mantener una comunicación fluida con la Asamblea Legislativa y por cometer múltiples errores que fueron drenando su capital político.

En el 2014, el Gobierno envió 315 iniciativas a las sesiones extraordinarias, pero solo logró aprobar ocho proyectos.

Esos números llevaron a Costa Rica a ostentar en América Latina, el nivel más bajo con respecto al índice de potencia institucional legislativa, el cual, mide la capacidad del Poder Ejecutivo para influir en la agenda parlamentaria.

Además del débil desempeño de Jiménez como ministro de la presidencia, el Estado de la Nación, señala el multipartidismo en el como factor en contra para aprobar proyectos.

Sin embargo, desde el 2002 el bipartidismo se rompió y con ello el número de agrupaciones políticas en Cuesta de Moras subió a más de siete para todos los gobiernos en cuestión.


Ver comentarios