Enviar
Presidenta electa se reunió ayer con ex candidato de Acción Ciudadana
Solís pidió transparencia y ayuda para el agro a Chinchilla
• Próxima gobernante no descarta la posibilidad de convocar algún miembro de oposición a su gabinete

Rommel Tellez
[email protected]

Como parte de su estrategia de acercamiento a las fuerzas de oposición, la mandataria electa, Laura Chinchilla, visitó a su ex contrincante de campaña Ottón Solís, de Acción Ciudadana, con el propósito de ir afinando una agenda en común para su próximo gobierno.
En este encuentro las conversaciones giraron en torno a temas específicos, en los cuales ambos consideran que existen puntos de alta coincidencia.
Como primer acuerdo destaca el compromiso por fortalecer la transparencia en la función pública, específicamente en los procesos de contratación administrativa. Esto se pretende alcanzar mediante la continuación del proyecto de Gobierno Digital.
De esa manera, Chinchilla y Solís esperan que todos los mecanismos mediante los cuales el Estado realiza sus compras sean fiscalizables a través de Internet y así poder llevar un mejor control de los recursos públicos.
En el campo de la producción agrícola nacional, Chinchilla estimó conveniente estudiar las propuestas de Acción Ciudadana, en las cuales se priorizaría al productor costarricense como proveedor único de alimentos para abastecer hospitales, cárceles y comedores escolares, entre otros.
Unido a ello, la representante verdiblanca se comprometió a promover un sector público que fortalezca la pequeña y mediana empresa, mediante la creación de una línea de crédito a tasa fija para los diversos proyectos de emprendimiento.
El ámbito de la educación también goza de acuerdos, ya que tanto Chinchilla como Solís prometen dar atención a una agenda de mejoramiento de la infraestructura educativa, así como el posible aumento del 6% al 8% del Producto Interno Bruto al presupuesto de educación.
Tal como sucedió el lunes anterior, con su ex adversario Otto Guevara, Chinchilla y Solís formarán un equipo de colaboradores para afinar su estrategia de trabajo de cara a la próxima administración.
Incluso dentro de esta línea, la actual mandataria no descarta incluir a algún miembro de los partidos de oposición en de su gabinete.
“Buscamos enfocarnos solo en aquellas cosas que nos puedan llevar a un entendimiento, los puntos divergentes serán negociados posteriormente y en caso de no lograr consenso en ellos, el sistema democrático establecerá los mecanismos parlamentarios adecuados”, dijo Chinchilla.
Ver comentarios