Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Solís pide a diputados no cerrar puerta a nuevos impuestos

Esteban Arrieta [email protected] | Sábado 02 mayo, 2015

Con las modificaciones planteadas, el Gobierno prevé un incremento adicional de la recaudación del 2% del PIB; es decir, unos ¢600 mil millones. Luis Guillermo Solís pide a los legisladores impuestos. Gerson Vargas/La República


Mandatario espera que oposición haga labor constructiva

Solís pide a diputados no cerrar puerta a nuevos impuestos

• PLN, PUSC, libertarios y partidos cristianos reiteran que primero debe recortarse el gasto estatal


“El déficit es un déficit que heredamos y que hemos administrado y estamos empeñados en reducirlo, pero no lo podemos hacer solos. Por lo tanto, quienes son responsables de haber llevado a Costa Rica a este punto de déficit, deberían ser los primeros en colocarse a la par del Gobierno para resolver el problema que nos dejaron”.
Con estas palabras, Luis Guillermo Solís, presidente de la República, se refirió ayer a la necesidad de discutir un plan fiscal durante este segundo año de trabajo.
Para el mandatario, la aprobación de nuevos impuestos y el recorte del gasto público, son tareas que se pueden hacer al unísono y no por separado.
En ese sentido, Solís hizo un llamado a la oposición para no descartar, de una vez por todas, la aprobación del Impuesto de Valor Agregado y los cambios a la renta.
Estas declaraciones las brindó el Presidente varias horas después de que se conociera que Rafael Ortiz, diputado del PUSC, ganó la Presidencia de la Asamblea Legislativa.
El legislador rojiazul, llega acuerpado al máximo puesto del Congreso, gracias a un acuerdo político con el PLN, el Movimiento Libertario y otras bancadas, para no impulsar nuevos impuestos.
La oposición acordó entre otras cosas, que Rosibel Ramos, del PUSC, dirigiría la comisión de Asuntos Hacendarios.
Sobre este tema, el grupo opositor señala que antes de nuevos gravámenes lo que deba hacerse es recortar el gasto.
“Seis partidos consideramos que lo más importante en este momento es recortar el gasto, fomentar una ley de empleo público, revisar el tema de exoneraciones y ver las pensiones con cargo al presupuesto nacional. Mal haríamos de aprobar nuevos impuestos si no hemos visto este tema antes. La oposición no quiere ponerle tucos a la carreta del Gobierno, pero para enfrentar el déficit, primero hay que hacer esta tarea”, indicó Ortiz.
En ese sentido, otros diputados como Abelino Esquivel, de Renovación Costarricense, consideran que el mandatario debe enfocarse en este segundo año de trabajo en los temas que generan consenso y no en aquellos que dividen.
La reforma fiscal que plantea el mandatario Solís establece la eliminación del impuesto de ventas y su sustitución por el Impuesto de Valor Agregado.
Asimismo, plantea aumentar de un 13% a un 15% la carga impositiva sobre prácticamente todos los bienes y servicios; sin embargo, ese incremento en los tributos se haría de manera paulatina en los siguientes tres años.
En el caso de la reforma a la ley del impuesto sobre la renta, el plan de Solís incorpora dos nuevos tramos de pago para los trabajadores asalariados, así como para las pymes.
Adicionalmente, las utilidades de las grandes cooperativas quedarían gravadas con un 30% de renta y la cesantía de más de ocho años, con el 15%. Con las modificaciones planteadas, el Gobierno prevé un incremento adicional de la recaudación de 2% del PIB; es decir, unos ¢600 mil millones.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR