Solís le negó a Ottón ser ministro de Hacienda
En las últimas semanas, Ottón ha acaparado la atención de los medios de comunicación y de la opinión pública, por liderar un esfuerzo legislativo para reducir los gastos superfluos del Estado.Gerson Vargas/La República
Enviar

Negativa del Presidente le dio libertad para buscar recortes

Solís le negó a Ottón ser ministro de Hacienda

“Yo quería cobrar mejor los impuestos y evitar el gasto excesivo”

“La verdad es que sí me hubiera gustado ser ministro de Hacienda, y debo decir públicamente, que se lo pedí a don Luis Guillermo, pero él me dijo que no, y nombró a Helio Fallas”.

201410142301010.n33.jpg
Con estas palabras Ottón Solís, fundador y diputado del PAC, reveló su deseo de ser ministro de Hacienda para controlar el gasto del gobierno y cobrar mejor los impuestos.

Las declaraciones las dio Ottón al programa de entrevistas “Noche Sin Tregua”, el cual es dirigido por el columnista de LA REPÚBLICA Claudio Alpízar.

En el programa, Ottón también indicó que no fue invitado a participar en la elaboración del presupuesto como se acostumbra hacer con el presidente de la comisión de hacendarios del Congreso, especialmente cuando es del partido de gobierno.

Ottón calificó estas decisiones del presidente Solís como “juiciosas”. Esto, porque la independencia de poderes que se ha marcado le permite a él actuar más libremente.

En ese sentido, Ottón indicó que a él le hubiera gustado “hacer el trabajo sucio” del Presidente para pelearse con quien hubiera que hacerlo y poner al sector público en cintura.
“Si usted no está peleando con el resto del gobierno, no está haciendo bien el trabajo. En Costa Rica, yo concibo el trabajo del Ministerio de Hacienda de esta forma. Yo quería cobrar mejor los impuestos y evitar el gasto excesivo. Mi trabajo era hacer el trabajo sucio, entre comillas”, agregó Ottón.

La solicitud de Ottón al mandatario para dirigir el Ministerio de Hacienda, la hizo después de que él fue electo como diputado y Luis Guillermo como Presidente.
De haber ocupado un cargo en el Poder Ejecutivo, Ottón hubiera impulsado un recorte superior a los ¢300 mil millones que planteó para el presupuesto del otro año.
Asimismo, habría dado mayor fortaleza al Estado para cobrar los impuestos existentes, para reducir el déficit fiscal.
“Satisfecho con un déficit fiscal que supere el 3% del PIB nadie puede estar. Para el presupuesto del otro año, lo que debemos procurar es promover una tendencia de reducción, que demuestre una disciplina fiscal”, indicó Ottón.
Ayer, cuando LA REPÚBLICA le consultó al legislador sobre el tema del presupuesto y el recorte que ya se alcanzó por ¢300 mil millones, este indicó que le hubiera gustado una mayor disminución.
Esto, porque la obsesión del PAC ha sido durante toda su historia, “la eficiencia del Estado, que opere y lo haga a un costo bajo y que sea transparente”.
Tras la segunda ronda electoral del 6 de abril, LA REPÚBLICA consultó al mandatario sobre la posibilidad de nombrar a Ottón como ministro de Hacienda y en aquella ocasión el Presidente indicó de forma tajante que no lo llevaría al Poder Ejecutivo.
En las últimas semanas, Ottón ha acaparado la atención de los medios y la opinión pública al liderar un esfuerzo legislativo para reducir los gastos superfluos del Estado.
Bajo esa premisa, logró que Zapote aceptara una disminución que ya llega a los ¢300 mil millones.
Esto, a pesar de que al principio el Gobierno negó cualquier posibilidad de recortar el plan de gastos.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR



Ver comentarios