Solís condiciona Alianza del Pacífico a aprobación de nuevos impuestos
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

“Debo señalar con toda franqueza que mientras Costa Rica no haya resuelto lo relativo al Plan Fiscal, cualquier decisión en torno a la Alianza del Pacífico resulta inútil”.

Así expresó Luis Guillermo Solís, presidente de la República, su posición frente a la posible unión del país al grupo comercial que conforman México, Perú, Colombia y Chile.

Durante su discurso anual del 2 de mayo, afirmó que, sin un marco tributario que fortalezca la supervivencia y competitividad de las empresas nacionales frente a un posible ingreso como miembro de la Alianza, “no se podría navegar con éxito en esas aguas”.

Por otra parte, Solís manifestó la creación de direcciones de Aprovechamiento y de Investigación y Análisis Económico, en conjunto con el Ministerio de Comercio Exterior para la intensificación de los mercados existentes, como lo anunció durante su campaña

La Alianza del Pacífico reúne a un mercado de 216 millones de personas.

Costa Rica analizaría el ingreso a este mercado que divide sectores productivos.

Por un lado Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria, había expresado a La República, su desacuerdo a la adhesión, ya que "eliminaría el campesinado, y traería mayor desempleo".

Por otra parte, los industriales afirmaron que la alianza traería “materias primas más baratas y un mejoramiento en el clima de negocios”, según Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias.



Ver comentarios