Enviar
Solís cambió la historia
Mejor regreso no pudo tener el “mariachi”, quien con dos goles llevó a Saprissa a la victoria

 
El destino parecía tener escrito que Saprissa no le iba a ganar a Limón. Tanto es así que a falta de 14 minutos para el final el marcador era de 1 a 1, hasta que Alonso Solís, dispuso cambiar la historia.
“El Mariachi”, como se le llama a Solís, sacó su mejor partitura, agarró la trompeta, su fiel amiga, tanto como el balón de fútbol y cambió la historia, esa que apuntaba a empate y el transformó en victoria, sí en victoria de Saprissa por 3 a 1 ante Limón FC.
Meses de espera, años sin anotar, presión de la afición. Fueron muchas emociones que al final terminaron por bañar sus mejillas de lágrimas, de esas que salen del corazón y son imposibles de contener, porque de alegría también se llora.
Volvió Solís y Saprissa volvió a ganar. Costo, claro que costó porque los porteños se plantaron, jugaron de tú a tú, lucharon y hasta pudieron, no solo sacar un punto, sino hasta la victoria.
Fue hasta en el último minuto de la primera parte cuando se dio la apertura del marcador. Gran acción de Mauricio Castillo sacando marcas y sirviendo en bandeja a Javier Loaiza, el mejor del juego, quien con remate cruzado venció a Dexter Lewis.
La complementaria seguía igual de pareja, con más presión de los locales, aunque fue Jozhimar Reid quien en mano a mano dejó ir el empate, minutos antes de la expulsión de Delbert Cameron, por falta sobre Solís, quien ya daba pinceladas de su calidad.
Pero a falta de 14 minutos, el verdugo morado apareció de nuevo. Kurt Bernard de tiro libre decretó el 1 a 1 con la complacencia del joven portero Minor Alvarez.
Se nublaba la tarde, pero Solís la iluminó para felicidad de los suyos. Minuto 77 , pase largo de Loaiza, en el área controla Solís y con frialdad pone el 2 a 1.
Arrieta pudo aumentar y una vez más Reid, en la mejor acción individual del juego, con corrida de 50 metros, falló ante Alvarez.
El mismo Reid le regaló, en la última acción la pelota a Loaiza, quien se la pasó de excelente manera a Solís, para que este decretara el 3 a 1 definitivo, hiciera reír a los morados y cambiase el curso de la historia.
Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios