Solís abraza la diversidad y enmienda error de diputados
Acompañado de los líderes de movimientos a favor de la diversidad, Luis Guillermo Solís rectificó el compromiso del Gobierno con las minorías LGBTI. Gerson Vargas/La República
Enviar

Bandera gay fue izada en Casa Presidencial, por primera vez en la historia

Solís abraza la diversidad y enmienda error de diputados

Acto fue calificado como innecesario por congresistas evangélicos

Del silencio sepulcral por cuatro años de Laura Chinchilla, hija predilecta de la Virgen María, al Presidente que en su octavo día izó la bandera de la diversidad en Casa Presidencial.

201405162343340.n11.jpg
El acto no es cosa de envergadura menor. En uno de los pocos países con religión católica como el credo oficial del Estado, Luis Guillermo Solís cambió el tono del oficialismo y afirmó que la batalla de su Gobierno por los derechos humanos no claudicará.
También se compró críticas de los diputados evangélicos, y puso en entredicho las eventuales negociaciones que habría con esos grupos.
“Izar esta bandera es un acto innecesario, en la Casa que debe ser de todos los costarricenses y no solo de un grupo”, dijo Gonzalo Ramírez, legislador del Partido Renovación Costarricense.
Ese malestar del conservadurismo también se hizo notar apenas Solís llegó al evento. “¡Qué vergüenza, don Luis Guillermo!”, le gritó un hombre que sostenía un cartel y miraba desde las afueras.
“Con Costa Rica no se juega, y menos con Dios”, decía el impreso.
La ceremonia se hizo en el marco del Día Mundial contra la Homofobia, Transfobia y Lesbofobia, en donde las instituciones del Estado siguieron la tónica de Presidencia.
También se hizo 16 días después de que el compromiso de su partido con la población LGBTI se puso en tela de duda, luego de que se intentara posponer la discusión del proyecto de sociedades de convivencia por un año, a cambio de votos para el control del directorio legislativo.
Ese resbalón de sus diputados fue definido por Marco Castillo, líder del Movimiento Diversidad, como una traición.
No obstante, Castillo asistió con su pareja a la actividad y repartió sonrisas y abrazos con Ana Helena Chacón, vicepresidenta; Ofelia Taitelbaum, defensora de los habitantes y con el mismo Presidente.
Con el acto del viernes, Castillo considera que confía plenamente en la disposición del Poder Ejecutivo para dar el impulso a los proyectos, situación que nunca hubo en el Gobierno pasado.
Ahora, el Gobierno que exhibió a un Ministro homosexual desfilando con su pareja en el traspaso de poderes y que ahora levanta la bandera de la diversidad, goza de la confianza del mayor exponente de la lucha gay.
“Hay que ser claros en que después rectificaron. Solo los ríos no se devuelven. El hecho de que hubiera existido una gran reacción que echara atrás ese convenio, con declaraciones del Presidente, vale mucho”, dijo Castillo, quien recordó que la meta final es la aprobación del matrimonio igualitario.
Por su parte, el Presidente negó que en algún momento la lucha por los derechos humanos haya sido comprometida.
“Nunca existieron inconsistencias. Los principios y valores nunca han sido trastocados o abandonados”, aclaró Solís.
El Presidente aclaró que no le preocupa perder simpatía con los sectores más conservadores, porque su mandato será gobernar para todos, tras asegurar que “esto no es un concurso de belleza”.
Solís afirmó que la fracción del PAC seguirá insistiendo con el proyecto de sociedades de convivencia, para que vea luz en esta administración.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios