Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Solidaristas y cooperativas preocupados por manejo de reserva de liquidez

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 18 abril, 2016



Las asociaciones solidaristas, así como las cooperativas de ahorro y crédito podrían entregar menores utilidades y rendimientos a sus ahorrantes en los próximos meses, si un cambio que está en consulta hasta el miércoles es aprobado.
Hace un par de semanas salió publicado en La Gaceta, el cambio que el Banco Central quiere adaptar a su ley orgánica, en el que se modificaría la normativa respecto a la reserva de liquidez que estas dos organizaciones deberían tener.
Se trata de un 15% en operaciones en ambas monedas que tanto las solidaristas como las cooperativas realizan, así como mantener estos miles de millones en el Mercado Integrado de Liquidez (MIL) del Banco Central en colones, aunque sí podrían estar en diversos instrumentos del mercado.
Esto se asemeja al 15% que deben pagar los bancos públicos por sus operaciones de captación y cuenta corriente o al mismo porcentaje que las entidades privadas deben pagar por peaje bancario por su fondeo.
Ambos grupos se oponen rotundamente a esta norma, ya que es desmedida según ellos, en especial para aquellas organizaciones que son pequeñas, que en total podrían ser tres cuartos del total.
“Antes la idea era que fuese una reserva abierta que se pudiera invertir en cualquier instrumento, luego se cambió a que solo en instrumentos del Banco Central y ahora se quiere meter en una camisa de fuerza, en el MIL, que el problema y temor es que para el sector cooperativo es difícil, ya que este paga poco, y además es ilíquido”, explicó Jimmy Quirós, subgerente financiero, de CoopeAlianza.
Para el sector solidarista existen problemas mayores, ya que una gran cantidad de las asociaciones son pequeñas y mantener este 15% significaría un costo adicional y menores dividendos para sus asociados.
“Las asociaciones solidaristas no encajan, porque no somos empresas de intermediación financiera, no tenemos los riesgos de operaciones abiertas de captación o crédito al público, todo está garantizado con los ahorros de los solidaristas”, indicó Raúl Espinoza, presidente del Movimiento Solidarista.
Estos cambios tendrían un impacto muy importante para el sector solidarista, que le restringiría a promover la economía social de igual forma como lo hace hoy tanto como inversionista, como generador de beneficios a sus ahorrantes.
Para las asociaciones solidaristas la forma de calcular el 15% sería el monto del ahorro obrero, más los ahorros extraordinarios y los montos de dividendos capitalizados que tengan los asociados. No se contempla la parte de la cesantía.