Soberano de Rotterdam
Stan Wawrinka en plena acción contra Berdych en la final de Rotterdam. Koen Suyk/La República
Enviar

Soberano de Rotterdam

Wawrinka se coronó en Holanda y Nishikori en Memphis

El suizo Stan Wawrinka se recuperó tras perder el set inicial, venció al checo Tomas Berdych, defensor del título, en la final de Rotterdam por 4-6, 6-3 y 6-4 y se apuntó el noveno torneo de su carrera y el primero sobre pista cubierta.
La única final anterior bajo techo de Wawrinka databa de Viena en 2007 cuando cedió contra el serbio Novak Djokovic. Con su triunfo, Stan aumenta el balance ante Berdych con 11 victorias y cinco derrotas. Solo ha cedido una vez en los últimos diez encuentros contra el checo.


Ya con 14 partidos ganados y solo uno perdido (las semifinales del
Abierto de Australia) en lo que va de año, Wawrinka, de 29 años, es el líder del circuito. Este domingo sumó su segundo título de la temporada (ganó en Madras, India) que le reportó un cheque por $358.544.
Capital fue su reacción tras ceder el primer set. Después Stan se mostró mucho más firme con su servicio, rompió tres veces el de Tomas, que sin una de sus armas letales, dejó escapar este año por segunda vez un título (perdió Doha) en casi dos horas.
En otro escenario, el japonés Kei Nishikori impuso su condición de primer favorito y vigente campeón para superar al sudafricano Kevin Anderson (6-4 y 6-4) y conquistar por tercer año consecutivo el torneo de Memphis.
En el primer duelo entre ambos jugadores Nishikori logró abrir su cosecha de trofeos de 2015. Tardó una hora y 15 minutos en contrarrestar el potencial del sudafricano, basado fundamentalmente en el servicio. Anderson, que buscaba su tercer título y engordar un palmarés estancado
desde 2012, cuando venció en Delray Beach, mantuvo el tipo en los ocho primeros juegos. Ambos se rompieron el saque en una ocasión hasta entonces. Pero Nishikori hizo otro ‘break’ en el noveno para cerrar la manga.
No cedió el nipón, quinto jugador del mundo, que conservó su servicio durante el segundo set y rentabilizó la rotura en el cuarto juego, que su rival no pudo compensar.
Nishikori logró su octavo trofeo. A los tres en Memphis añade los de Tokio, que ganó en dos ocasiones, Kuala Lumpur y Barcelona el pasado año y Delray Beach en 2008.

Rotterdam, Holanda/EFE


Ver comentarios