¡Soberana en Acapulco!
Sloane Stephens celebró típicamente su coronación en la turística ciudad de Acapulco. Pedro Pardo/AFP-La República
Enviar

En una batalla de más de tres horas, Sloane Stephens derrotó por 6-4, 4-6 y 7-6 (5) a Dominika Cibulkova y se quedó con el título del WTA de Acapulco, el segundo para ella en lo que va de temporada.
Desde su irrupción en semifinales de Australia 2013, con victoria sobre Serena Williams y salto al Top 20 con apenas 19 años, Stephens pasó ¡30 meses! sin pisar una sola final WTA.
El karma terminó en agosto pasado, con festejo incluido en Washington. Y de aquel eterno periodo de espera, a este feliz contraste con tres conquistas en algo más de seis meses.
Ante Cibulkova, Stephens salió airosa de un primer set con total de cinco quiebres y llegó a estar 3-1 arriba en el segundo. Pero no pudo conservar la diferencia y todo se redujo a un tercer parcial.
En ese camino, la estadounidense salvó tres pelotas claves sirviendo 3-4 y se hizo fuerte en el tiebreak con rápida ventaja de 5-2. Enseguida quedó con triple match point a favor y dos saques a disposición.
Parecía todo cerrado en Acapulco. Pero Cibulkova ganó ambos puntos y le dio más suspenso a la definición. Hasta que con la devolución Stephens cobró el último punto necesario y estampó su nombre en el trofeo mexicano.
Con este resultado, la oriunda de Florida subirá un escalón hasta el puesto 23, quedando como la N°3 de Estados Unidos por debajo de las hermanas Williams y por encima de Madison Keys.
En semifinales, Cibulkova repitió la situación vivida ante Christina Hale en la final de 2014, cuando la eslovaca venció a la estadounidense. Esta vez, el triunfo fue más sencillo 6-3, 6-3 y le dio el pase al partido decisivo con Stephens, quien por su parte barrió a la belga Yanina Wickmayer 6-2 y 6-0 en solo 54 minutos de juego.



Acapulco
ESPN

 



Ver comentarios