Enviar
Slim busca maximizar réditos de Afore Inbursa


México- Carlos Slim, cuya fortuna de $60 mil millones lo convierte en la tercera persona más rica del mundo, planea aumentar los rendimientos de sus clientes de fondos de pensiones en su banco mexicano aprovechando el desplome de los mercados bursátiles.
El fondo Afore Inbursa de Slim, con $8.500 millones, obtuvo las mayores ganancias entre los cinco planes de pensiones más grandes del país el año pasado al mantener más de la mitad de sus activos en bonos del Tesoro de EEUU. El índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores cayó un 16% en los últimos seis meses.
“Cuanto más caiga el mercado, más cambiarán nuestras participaciones”, dijo Marco Antonio Slim Domit, hijo de Slim y director general de Grupo Financiero Inbursa SA, con sede en la ciudad de México, que supervisa el fondo de pensiones. “Ha habido un ajuste importante en el mercado, pero nada que me haga pensar que ya tocamos fondo”.
Nuevas reglas que entran en vigor en marzo permitirán al fondo de Slim aumentar el monto invertido en acciones hasta 30%, parte de una iniciativa del gobierno para mejorar el desempeño a más largo plazo de los activos de pensiones. Inbursa tenía el 5,7% de sus activos en acciones el mes pasado, el tercer porcentaje más bajo entre los 21 fondos regulados por el Estado y por debajo del límite actual de 15%.
Si la Bolsa cae a 20 mil, “llegaríamos al tope en acciones”, dijo Slim Domit en una entrevista el 21 de enero.
La perspectiva bajista de Inbursa afectó su desempeño en 2005 y 2006. El fondo subió a un ritmo anual promedio del 9% antes de comisiones en los últimos tres años, menos que sus mayores competidores, según datos compilados por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro, la entidad reguladora del sector conocida como Consar. En el mismo periodo Afore Banamex de Citigroup redituó un 11,4% y Afore Bancomer de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, un 9,3%.
“Afore Inbursa tiene por mucho el valor más bajo en riesgo en el sistema”, dijo Alonso Cervera, economista para Credit Suisse Group en Nueva York, que monitoriza el sector de fondos de pensiones de México. “Habrá que hacer ajustes”.
La estrategia de Inbursa es “muy conservadora”, dijo Manuel Galván, estratega de renta fija en la empresa de investigación con sede en la Ciudad de México MetAnálisis SA, que desde hace seis años tiene dinero en Inbursa. “Están un poco equivocados porque las afores son inversiones a largo plazo. Ojalá se pongan las pilas”.
Los fondos mexicanos de pensiones subieron a un ritmo anual del 8,1% en los últimos diez años, y ningún fondo subió más de 8,8% o menos del 7,4%, informó la Consar. El desempeño destaca la falta de diversidad en sus opciones de inversión.
Los fondos deberían aprovechar el cambio en los límites de las inversiones en marzo para mejorar los rendimientos, dijo Moisés Schwartz, presidente de la Consar, en una entrevista el 17 de enero en la Ciudad de México. La nueva regla también permitirá a los fondos invertir en proyectos de infraestructura y fideicomisos de infraestructura y bienes raíces por primera vez.
Schwartz espera que los fondos, cuyos activos equivalen a alrededor de 8,5% del producto interno bruto de México, ayuden a financiar el plan del presidente mexicano Felipe Calderón de aumentar 50% el gasto en vialidades, vivienda e infraestructura. Antes de que concluya el mandato de Calderón en el 2012, los activos en el sistema de pensiones de México podrían subir a 20% del PIB, dijo Schwartz.
Ver comentarios