Logo La República

Martes, 20 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Sistema financiero se repone

| Miércoles 30 abril, 2008



Sistema financiero se repone


Nueva York- Ben S. Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, está convenciendo a los inversionistas de que los mercados financieros han vuelto a funcionar.
El Indice Standard & Poor's 500 ha subido un 8,4% desde que el banco central apoyó la compra de la casa de bolsa Bear Stearns Cos. el 16 de marzo. Las compañías vendieron deuda por un valor de $45.300 millones la semana pasada, la mayor cantidad en la historia. Los bonos de alta rentabilidad se encaminan a tener su mejor mes en cinco años y los bonos hipotecarios están superando a los del Tesoro por vez primera en 2008.
“A corto plazo, si él fuera un enfermero, habría que decir que sin lugar a dudas ha estabilizado al paciente”, dijo James Swanson, que colabora en la administración de $204 mil millones en calidad de estratega jefe de inversiones en la firma MFS Investment Management en Boston. “Es lo que yo lo llamaría, un enfermero que usa procedimientos radicales. Pero dieron resultado. Lo que ignoro es si resultarán acertados a la larga”.
Al bajar las tasas de interés seis veces desde septiembre, apoyar la venta de Bear Stearns e inyectar $915.500 millones en el sistema financiero, Bernanke dio un alivio a los inversionistas, quienes se sobrecogieron cuando los bancos anunciaron pérdidas y depreciaciones por $312 mil millones a causa de las obligaciones relacionadas con hipotecas y los préstamos apalancados.
Los estrategas del banco central de Estados Unidos celebran una reunión desde ayer y hasta hoy para fijar las tasas de interés. Los contratos de futuros en la bolsa CBOT de Chicago indican que los inversionistas ven un 80% de probabilidad de que la Fed baje su tasa de préstamos interbancarios de un día en un cuarto de punto
porcentual, a un 2%.
Citigroup Inc., el mayor banco de Estados Unidos por activos, y Merrill Lynch & Co., la mayor casa de corretaje, registraron entre ambos $72.600 millones en concepto de pérdidas y depreciaciones cuando los préstamos de alto riesgo infectaron los mercados de crédito. La semana pasada, las compañías con sede en Nueva York encabezaron las ventas de bonos con un total de $15.600 millones.
Si bien el colapso de las hipotecas “subprime”, o de alto riesgo, en julio causó la paralización del mercado de crédito, las obligaciones AAA vinculadas con semejantes préstamos han rendido este mes 0,12 puntos porcentuales más que los bonos del Tesoro, lo máximo desde diciembre, según los índices de Lehman Brothers Holdings Inc. Los bonos hipotecarios garantizados por las corporaciones Fannie Mae y Freddie Mac, creadas por el Gobierno, rendían 0,67 puntos porcentuales más que los bonos del Tesoro al 25 de abril, lo máximo desde s
eptiembre de 1999.
“Los mercados le están reconociendo el mérito de haber mejorado las cosas y haberles devuelto la estabilidad”, dijo Kenneth Hackel, director gerente para estrategia de renta fija en RBS Greenwich Capital Markets, firma de Greenwich, estado de Connecticut, en una referencia a Bernanke. La firma es uno de los 20 operadores primarios que negocian directamente con la Fed. “Los emisores pueden acudir al mercado y los inversionistas tienen un cierto grado de confianza en cuanto a volver a colocar activos más riesgosos en sus libros”.
Bernanke bajó la tasa meta del banco central para préstamos interbancarios de un día en 2 puntos porcentuales a partir de enero, la reducción más veloz en veinte años.
La Fed empezó a subastar bonos soberanos por un máximo de $200 mil millones a manera de préstamos a los operadores primarios el mes pasado, y respaldó la compra de Bear Stearns por JPMorgan Chase & Co. Los estrategas monetarios ofrecieron préstamos a las casas de bolsa como parte de su mayor expansión del crédito desde la Gran Depresión.
“Eran cosas radicales, sorprendentes”, dijo Swanson, el gestor de MFS. “Ha adoptado métodos preventivos y radicales”.
Bernanke respondía a la parálisis que sobrevino cuando las obligaciones AAA relacionadas con las hipotecas de alto riesgo empezaron de súbito a desempeñarse como bonos basura porque la morosidad de los prestatarios de escasa solvencia se disparó a máximos históricos.