Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Sistema de bandas desata críticas

Wilmer Murillo [email protected] | Lunes 21 julio, 2008



Opositores reclaman falta de gradualidad, claridad y flexibilidad
Sistema de bandas desata críticas

• Banco Central defiende esquema y lo considera necesario para un mejor control monetario

Wilmer Murillo
[email protected]

La última subida del dólar en forma abrupta la semana anterior, y las oscilaciones a las que está sujeta la moneda estadounidense con relación al colón, han llevado al sistema de bandas a una tormenta de críticas que lejos de amainar más bien se hace cada vez más fuerte.
En ese sentido, los primeros en mostrar su oposición fueron los representantes del sector comercial y empresarial, quienes reprobaron la conducción de la política cambiaria.
En opinión del ex presidente del Banco Central, Jorge Corrales, “la banda se nos está estrechando alrededor del cuello. ¿Por qué no dolarizar de una vez por todas?”. El ex funcionario cuestionó el hecho de que —a su juicio— nadie quiere hablar de eso.
“¿Será que nuestros dioses locales esperan una situación muy crítica para empezar a hablar de ello?”, puntualizó.
Por su parte, analistas independientes señalan un eventual fracaso del esquema de bandas, y fijan su atención en señalar sus “deficiencias”.
Ante ello, la supuesta escasez de dólares como presunta causa del reciente aumento en el tipo de cambio, también recibió críticas por ser considerado un argumento no válido.
Esto por cuanto el Banco Central tiene actualmente reservas por más de $4.500 millones.
A juicio de las autoridades del Central, el aumento del tipo de cambio en un corto plazo puede ser el resultado de un faltante de divisas en el país, entre otras cosas porque los bancos estén previendo faltantes futuros de billetes, por lo cual no están vendiendo grandes cantidades de la moneda.
Sin embargo, el mercado de divisas (Monex) no muestra algún indicio de un faltante de dólares, esto debido a que los volúmenes promedios diarios de las últimas siete semanas rondan alrededor de los $6 millones diarios, combinado con una estabilidad parcial del precio del dólar en el Monex, adujo Manrique Lizano, del Grupo Financiero Acobo.
Las compras de dólares de las instituciones del Gobierno se han realizado directamente con el Banco Central, por lo que se han estado utilizando las reservas monetarias internacionales para realizarlas.
De esta manera el ente emisor no ha tenido que participar dentro del mercado de divisas y por ende no ha generado presiones sobre el tipo de cambio, señaló el analista.
Al respecto, Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central, considera que el sistema de bandas es el adecuado para mantener un buen control monetario.
Gutiérrez, señala que sigue convencido de que las bandas son la vía correcta hacia las metas de inflación y que todo es cuestión de tiempo.
Aunque reconoce el derecho de la gente de preocuparse, el funcionario advierte que todo es parte de un proceso de fijación de un precio en la economía.
No obstante esto no tiene convencidos a los representantes de la Cámara de Comercio, en donde consideran que los ajustes realizados no han cumplido con los principios de flexibilidad, gradualidad y claridad en la información suministrada.
Por ello, el manejo del sistema cambiario ha propiciado la inestabilidad del tipo de cambio, según los comerciantes.
“El tipo de cambio debe ser neutral para la actividad productiva, sin que se convierta en un mecanismo para que los agentes económicos se dediquen al arbitraje, producto de la posibilidad de ganancias que generan los desajustes del sistema, afirmó Oscar Cabada, presidente de la Cámara de Comercio.
Algunos economistas consideran que el Central como parte de su política monetaria, acumuló el exceso de dólares que se generó en la economía, y los mismos bancos comerciales redujeron al mínimo su acervo de divisas, pues se dedicaron a ampliar su oferta crediticia en colones.
“Por eso no es de extrañar que sean los propios bancos del Estado los que hoy empujan al alza el tipo de cambio”, adujo Henry Mora, economista de la Universidad Nacional.
En menos de dos años se han realizado tres modificaciones en los parámetros de la banda cambiaria: el 31 de enero 2007, el 21 de noviembre 2007 y 15 de julio 2008.
De acuerdo con Cabada, el manejo de tasas de interés no está enfocado en resolver oportunamente los desequilibrios macroeconómicos; y por el contrario, las tasas reales negativas han dinamizado y acentuado artificialmente el crecimiento de la demanda interna y externa, resultando en la necesidad de ajustes desmedidos en el sistema cambiario para corregir dichos excesos de demanda.