Síntomas normales de malestar podrían deberse a un tumor
Enviar

Más del 90% de quienes desarrollan tumores neuroendocrinos o NET, por sus siglas en inglés, no reciben detección a tiempo, lo que los convierte en alto riesgo para el paciente pese a ser menos agresivos que los tumores tradicionales.
Esto sucede porque los síntomas son tan diversos y poco específicos que quienes los padecen tienden a creer que su malestar se da por colon irritable, gastritis, asma o hipoglucemia, entre otros.
Algunos de los síntomas pueden ser diarrea, náuseas, vómito, dolor abdominal, enrojecimiento facial, cólicos y presión arterial baja o alta.
“El diagnóstico tardío de estos tumores ha propiciado que al menos uno de cada dos pacientes haga metástasis, extendiéndose a otros órganos. De ahí la importancia de que los pacientes consulten a su médico si sus síntomas no disminuyen pese a recibir un tratamiento”, dijo Melissa Juárez, especialista en Oncología.
A diferencia de los tradicionales, este tipo de tumores tiene un mejor pronóstico, por lo que los pacientes viven de seis a siete años hasta su detección.
La mejor forma de eliminarlos es por medio de cirugía, pero para ello hay que detectarlos a tiempo. Si esto no sucede, el paciente deberá recibir tratamiento de por vida, por medio de inyección de hormonas o pastillas.
Los NET tienden a localizarse en diferentes órganos pero en un 60% lo hacen en el tracto gastrointestinal, en tanto que el 30% se desarrolla en los pulmones. La edad media de su diagnóstico es a partir de los 50 o 60 años de vida, afectando tanto a hombres como a mujeres.
Su incidencia es baja pero va en aumento. En el Hospital San Juan de Dios, por ejemplo, se detectan de ocho a diez por año.


Ver comentarios