Enviar
Sinfónica apagará 70 velitas
Interpretará dos obras de Chopin y Beethoven para festejar su aniversario

El dicho que cuando se cumple años hay que tirar la casa por la ventana para festejarlo le caerá como anillo al dedo a la Orquesta Sinfónica Nacional, ya que festejará sus 70 años de vida con una magna fiesta clásica.
El ensamble se autocantará cumpleaños en una velada doble en el Teatro Nacional, la que estará dirigida por el director costarricense invitado Giancarlo Guerrero, y dejará a la luz la experiencia que ha adquirido en siete décadas.
Además interpretará dos emblemáticas obras de Chopin y Beethoven, que han formado parte de su repertorio a lo largo de su historia.
El festejo será “muy alegre” y “familiar” desde el inicio, ya que su programa demandará una calidad de interpretación y ejecución muy altas, y es muy conocido por el público.
Así, el arranque estará a cargo del “Concierto para piano y orquesta N°2 en fa menor, Op.21”, de Chopin, y cerrará con la “Sinfonía N°9 en re menor, Op.125, Coral”, de Beethoven.
“El concierto de Chopin es lindísimo, es una obra virtuosísima del repertorio pianístico y está hecha para que se luzca el solista sobre todo, con ciertos espacios para la Sinfónica”, afirmó José Aurelio Castillo, concertino de la Sinfónica.
“La de Beethoveen es una sinfonía apoteósica que marcó el final de la carrera de un genio como no ha vuelto a existir. Su riqueza está en el final con el coro con el canto de la alegría que es famoso, y en el tercer movimiento que es una belleza y una genialidad. El público realmente lo va a disfrutar”, añadió el músico.
Como buena cumpleañera, la Sinfónica no apagará sus 70 velitas sola, pues las entradas para las citas ya se agotaron y estará acompañada por una serie de invitados nacionales e internacionales.
Se trata del Coro Sinfónico Nacional y la pianista costarricense Daniela Rodó, para quien será su segunda participación junto con la OSN.
A ellos se unirán la soprano Kelley Nassief, la mezzosoprano Jennifer Hines, el tenor Bryan Griffin y el bajo Kevin Deas, quienes harán su debut al lado del ensamble.
El hecho de que la Sinfónica cumpla 70 años es considerado como todo un logro, ya que Costa Rica es un país pequeño, y se espera que a futuro siga expandiendo su imagen internacional.
“La Sinfónica ha madurado en todo sentido cada década: cubrimos más repertorio importante para una orquesta, se han hecho más giras fuera del país, contamos con directores titulares e invitados, solistas, que exigen una mejora continua”, explicó Castillo.
“A corto y mediano plazo deberá llegar a un nivel internacional más alto, estar entre las mejores de Latinoamérica y hacer más giras de calidad a Estados Unidos y Europa. También deberá crecer, ya que ahora hace falta aumentar las cuerdas”, concluyó el músico que tiene 30 años de formar parte de la orquesta.
Los conciertos serán mañana a las 8.30 p.m. y el domingo a las 10.30 a.m. El del viernes será proyectado en una pantalla gigante, en la Plaza de la Cultura.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios