Enviar
Sindicato no acepta ultimátum

El abogado del sindicato de jugadores de la NBA, Jeffrey Kessler, respondió con dureza a la oferta hecha por los dueños de los equipos, de que tenían hasta el miércoles para aceptar la última propuesta que les habían presentado en la reunión de más de ocho horas que mantuvieron la pasada noche en Nueva York.
“Los jugadores no serán intimidados”, declaró Kessler en la madrugada del domingo. “La NBA desea que se juegue, que haya temporada, pero no van a sacrificar el futuro de todos los profesionales bajo este tipo de amenazas e intimidación”.
Antes, el comisionado de la NBA, David Stern, fue el primero en dar a conocer lo tratado en la reunión. Stern definió la propuesta como la que los dueños podrían aceptar después de conceder a los jugadores una banda de entre el 49 % y el 51 % en el reparto de ingresos.
Pero los jugadores tienen sólo hasta el próximo miércoles para aceptarla y de ser rechazada se volvería al 47 % en el reparto de ingresos que conceden los dueños a los jugadores en el nuevo convenio colectivo que negocian.
Stern no definió la posición de los dueños como un “ultimátum”, pero sí una fecha en la que se debe decidir si va a haber acuerdo o si había que pensar en medidas más drásticas de cara al calendario de competición, del que ya ha sido cancelado todo noviembre.
Kessler dijo que la propuesta real de los dueños es de un 50,2 % en el reparto de ingresos y denunció que los jugadores nunca iban a alcanzar el 51%, algo que consideró un “fraude” y una “ilusión”.
“No queremos entrar ya más en porcentajes y números, queremos que comience la competición y conseguir disputar el máximo de partidos”, comentó Stern. “Tenemos la esperanza que con la mezcla de todas las propuestas la que les hemos presentado y van a tener sobre la mesa pueda ser aceptada por los jugadores”.
Sin embargo, Stern no tuvo las ideas claras de cómo podría ser el reparto de los ingresos en la banda del 49% al 51%, y Kessler dijo que no podía explicarlo porque en el mejor de los escenarios para los jugadores lo máximo que podían conseguir era el 50,2%.

Nueva York/EFE

Ver comentarios