Emilio Bruce

Emilio Bruce

Enviar
Viernes 30 Agosto, 2013

Como ciudadano y como elector exijo que los que desean mi voto me expliquen cómo van a resolver los problemas apremiantes


Sinceramente

¿Qué país queremos? ¿Qué queremos que los futuros gobernantes desarrollen para beneficio de Costa Rica en el transcurso de los próximos cuatro años?
Muchos son nuestros problemas, pocos los planteamientos que hemos escuchado o leído de los posibles gobernantes. ¡Los candidatos deben definirse! ¡No queremos elegir un gato en un saco! ¿Cómo vamos a elegir sin saber lo que piensan? ¿Cómo vamos a votar sin que ellos nos aclaren cómo van a resolver al menos unos pocos problemas apremiantes?
Costa Rica tiene un problema de desempleo serio. Los candidatos deben definir cuál es su estrategia de generación de empleo en el país. ¿Cómo van a estimular, crear, o proveer trabajo a quienes no tienen ingresos, por falta de una labor remunerada? El problema del desempleo es tremendamente apremiante.
Hemos leído en estos días de la caída en las exportaciones y de cómo el país ha perdido vapor en el crecimiento económico. Se argumenta que otros países han desarrollado un esfuerzo concertado en los tres grandes pilares sobre los que se sustenta el intercambio internacional.
La infraestructura, la seguridad y la justicia son estos pilares desde los días del Imperio Romano. ¿Qué piensan hacer los futuros gobernantes con nuestra infraestructura? ¿Cómo vamos a construir y quién va a construir? ¿Cuáles son las prioridades de la construcción? ¿Qué vamos a construir primero y qué vamos a construir después? ¿Qué va a hacer el país con la seguridad? La seguridad ciudadana, la seguridad jurídica, la seguridad institucional. Es grave que se generen asaltos, pero más serio aún es que el estado comprometa su palabra, firme contratos y los rompa con facilidad.
El déficit fiscal y la estabilidad en el valor de nuestra moneda están correlacionados. El primero está creciendo de manera clara y peligrosa. Tenemos disparadores del gasto serios como los automaticismos en el crecimiento de los salarios y no tenemos una ley de sueldos y remuneraciones públicas.
Tenemos gasto corrupto, desperdicio, consultorías que duplican el gasto de algunos de los funcionarios de muchas instituciones. Nadie va a pagar impuestos satisfactoriamente si no hay control del gasto y sobre todo del desperdicio y del despilfarro.
La amenaza de un alza en los intereses en el mercado internacional podría afectar el costo de la deuda pública costarricense y podría a su vez, por rebote, afectar la paridad cambiaria.
¡Yo como ciudadano y como elector exijo que los que desean mi voto me expliquen cómo van a resolver estos y otros problemas apremiantes! ¡Quiero escucharlos antes de votar!
Hemos descendido al puesto 67 en desarrollo humano según algunas estadísticas. El coeficiente de GINI denota un aumento en la brecha entre ricos y pobres, muy seria y preocupante. ¿Cómo vamos a cerrar dicha brecha?
Quienes buscan nuestro voto tienen la palabra. Quienes buscan ser jerarcas y encabezar Costa Rica deben definirse. Las galas no hacen a los buenos Presidentes, son las realizaciones.

Emilio Bruce

Profesor
[email protected]