“Sin nuevo reglamento, la reforma fiscal será imposible”
Una educadora jubilada, electa por la provincia de Cartago, liderará la próxima fracción del PAC. Gerson Vargas/La República
Enviar

Futura jefa de fracción del PAC aboga por agilizar Congreso

“Sin nuevo reglamento, la reforma fiscal será imposible”

Critica machismo en el círculo político nacional

Ni Ottón Solís ni Epsy Campbell. Emilia Molina, profesora de trabajo social de la UCR, es quien encabezará la bancada de diputados del PAC y tendrá que lidiar con lo que podría ser la fracción oficialista más débil de la historia.
Ese no será su único obstáculo, también deberá defender la disposición de no presentar una reforma fiscal en las primeras dos legislaturas, como prometió Luis Guillermo Solís, candidato presidencial de su agrupación.
Molina reconoce que para llevar un proyecto de esta magnitud a puerto seguro, debe hacerse con un cambio en las reglas del juego político en la Asamblea.

¿Cuáles son los proyectos bandera del PAC para estos cuatro años?
No podemos ignorar lo que está atrás. Lo primero es partir de tres grandes proyectos que no han sido aprobados. Banca de Desarrollo, la reforma constitucional al agua y entrarle a la reforma al reglamento legislativo.

¿Qué puntos quieren modificar del reglamento?
Sin entrar en detalles, creemos que se deben acortar los tiempos de trámite de un proyecto legislativo y su aprobación, sin menoscabar el proceso de discusión, como en todo parlamento. El reglamento legislativo tiene 40 años...

¿Limitar los tiempos de votación?
No, sino de aprobación de los proyectos. Que tengan dispensas de trámites y que sean aprobados en menos tiempo. El proyecto de territorios indígenas tiene 12 años en la corriente legislativa.

¿Sin reforma al reglamento legislativo se imposibilita la reforma fiscal?
Creo que sí. Las reformas fiscales siempre son polémicas; con tantas fracciones y sin una gran mayoría en la Asamblea, las discusiones serán más complejas. Requeriremos una Asamblea mucho más ágil.

Hay diferencias internas con la reforma fiscal entre don Ottón y Luis Guillermo, ¿cómo influirá esto en la propuesta de ustedes?
Don Ottón ha dicho que quizás no sea necesario esperar tanto, pero él respetará la decisión de Luis Guillermo. Y Luis Guillermo ha dicho que quiere ver cómo están las finanzas públicas, y que es posible reordenarlas sin entrar con un paquete fiscal. Vamos a respetar la decisión de esperar dos años.

¿Qué significaría llegar como la bancada oficialista más débil en la historia del Congreso?
Todo depende de cómo se mire la debilidad. El PAC aumentó dos diputados y el PLN pasó de 24 a 18. Vamos a tener que conversar sobre los temas, todos tendremos que hacer acuerdos, pero no hemos tenido un acercamiento entre fracciones.

¿Deben los partidos ajustar filtros para que lleguen las personas más idóneas al Congreso?
Sí, para eso hay requisitos. La Constitución dice que solo se requiere ser mayor de edad y costarricense. Pero debemos prepararnos mejor, con un mejor conocimiento de la realidad nacional. En el PAC tenemos formaciones diversas.

¿Podríamos decir que la experiencia ocurrida con Silvia Sánchez no le sucedería a nadie en el PAC?
No pretendo hablar sobre la colega. He trabajado fuerte con la juventud del PAC. Yo pertenezco al comando provincial de Cartago y ahora está en manos de un joven, y lo hace muy bien. Nuestros muchachos están muy capacitados y formados. Steven Núñez de Heredia y Paola Vega son muchachos muy preparados.

¿Cuál es su posición con respecto al uso de vehículos, dietas, cantidad de asesores y esos temas? Ottón Solís es rígido con este tema...
Todos firmamos un código de ética antes de ser candidatos a diputados. Es lo que el partido ha planteado desde el principio, nos hemos comprometido a respetar. Dos asesores por fracción, no viajaremos al exterior con recursos de la Asamblea y máxima austeridad en términos generales: pagamos nuestro almuerzo del 1° de mayo. Tenemos que dar el ejemplo.

¿Por qué no se eligió a Ottón o a Epsy como jefes de fracción?
Don Ottón ha sido muy generoso. Más bien ha sido su iniciativa decirle a don Luis Guillermo que tomara él la decisión. Es un voto de confianza. Me tocó a mí este primer año, ya veremos qué pasa después.

¿Cómo está el asunto con la afinidad en temas dentro de la fracción? Por ejemplo, en sociedades de convivencia.
Nosotros como fracción planteamos trabajar los diez grandes temas del plan de gobierno, derechos humanos está entre esos temas, y sociedades de convivencia es apoyado en su mayoría por nuestros diputados. Debe hacerse justicia a que las parejas del mismo sexo tengan acceso a derechos patrimoniales, a la posibilidad de ser atendidos en los hospitales, el derecho a la visita. Nosotros apoyamos sociedades de convivencia, no matrimonio gay.

¿Apoyarían un proyecto de empleo público de otros partidos?
No hemos discutido sobre empleo público, habrá que hacerlo. No veo por qué estar en contra de todo aquello que venga a ordenar el aparato estatal o a permitir justicia y equidad en los salarios.

¿Por qué disminuyó la participación femenina en la Asamblea?
Los partidos no les dan el espacio a las mujeres que merecen. Decimos que debe haber paridad y alternabilidad, pero las mujeres no encabezan provincias, solo en el PAC vamos “mita y mita”. Muchas mujeres por no encabezar provincia, pierden la posibilidad de ser electas. Están ahí, pero no en los primeros lugares.

¿Hay machismo en el círculo político?
Sí, en la política se privilegia la participación de los hombres sobre la de las mujeres.

No hubo una sola candidata en esta elección...
Bueno, debió haber habido una mujer. No es casualidad, probablemente la gestión de doña Laura haya influenciado, pero eso sería una visión machista.

¿Impulsaría la discusión del aborto en caso de violación? ¿Cuál es su posición con respecto a esto?
Mi posición es respetar lo que dice la ley, que habla sobre el derecho de las mujeres al aborto terapéutico. 

¿Y su posición personal? 
Creo que debe examinarse, soy trabajadora social. Existen profesionales destacados en el campo de la justicia, ellos son quienes deben emitir opinión en ese caso. Se debe respetar el derecho de las mujeres que fueron violadas y son ellas quienes deben tomar la decisión final, sea cual sea.

¿Se ha llevado el tema por el camino equivocado?
Yo creo que más bien el sector conservador lo ha visibilizado para atacar al PAC, diciendo que somos pro abortistas, cuando lo que hemos dicho es que estamos a favor de lo que dice la ley, pero no es un tema de campaña. Hay temas centrales sobre los cuales tenemos que discutir...

¿Debe el Estado regularlo?
Pregúnteles a las personas cuál es la preocupación fundamental, comer todos los días, encontrar trabajo, enviar a los hijos a la escuela, no el aborto.

¿Entonces el PAC ignorará este tema y se concentrará en los temas de mayorías?
No, no nos vamos a olvidar de las minorías. Pero ¿cuáles? Las minorías discriminadas por raza, preferencia sexual o los indígenas, y para eso está la Comisión de Derechos Humanos. El tema del aborto es una decisión que pasa por una ley que ya protege a las mujeres en el caso del aborto terapéutico

¿Ya la legislación protege lo suficiente a la mujer?
Ya hay una legislación que debemos apoyar. Lo que ha querido la Iglesia es criminalizar a las mujeres que toman la decisión del aborto. Como mujer, mi compromiso es apoyar que las mujeres tienen el derecho a decidir, esa es mi postura.

Pero con la legislación actual las mujeres no tienen derecho a decidir.
Claro que sí, deciden. Lo que pasa es que son condenadas, dependiendo de la decisión. Tiene que haber un proceso de criminalización con quien cometa el acto de violación y que luego se le permita a la mujer decidir, no que la sociedad o la Iglesia decida por ella, no se trata de eso. Aquí no hay un problema de ley, sino de cómo la sociedad mira a la mujer. Hay temas enormes que no se están tocando...

¿Cómo cuáles?
La desigualdad, este es uno de los países más desiguales del continente. Tenemos que recuperar la posibilidad de nivelar la cancha. Hay un modelo de desarrollo que ha privilegiado a ciertas empresas y sectores, y hay gran cantidad de la población que está excluida de ese desarrollo.

¿Veremos un partido más propositivo ahora?
Somos un partido propositivo, lo único es que hemos sido de oposición, ahora seremos partido de gobierno, y nos estamos preparando para apoyar el Gobierno de Luis Guillermo Solís.

¿Con qué partido encuentran mayor afinidad?
Con todos podemos conversar, desde el Frente Amplio hasta con el Movimiento Libertario. Pero está claro que somos oposición a Liberación Nacional.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios