Enviar
Sin ningún cambio

El Juventus de Turín y el Milán lograron ganar por la mínima en la trigésimo tercera jornada de la Primera División (Serie A) de la Liga italiana, lo que deja sin cambios la pugna que ambos equipos mantienen por el “scudetto”.
“Juve” se mantiene líder con 74 puntos, tres más que el Milán, a falta de solo cuatro partidos para el final de la temporada y después de disputar esta jornada que fue aplazada por la muerte, el pasado 14 de abril, del centrocampista italiano Piermario Morosini.
En dos encuentros prácticamente calcados, tanto Juventus como Milán tuvieron que apelar a dos grandes acciones de sus jugadores en los últimos minutos del partido para conseguir llevarse tres importantes puntos, que valen aún mucho más para los turineses, pues cada vez queda menos para el final de la temporada.
Tras una primera mitad de claro dominio, pero sin acierto goleador —Andrea Pirlo tiró un penalti al palo en el minuto 9— y ya con Alessandro del Piero en el campo, el exmilanista Marco Borriello fue el encargado de conseguir la victoria para el Juventus por uno a cero ante un Cesena que ya es matemáticamente equipo de Segunda División.
Por su parte, el ghanés de origen alemán Kevin-Prince Boateng fue quien dio la victoria al Milán por uno a cero ante el Génova, un tanto muy celebrado por la afición “rossonera”, pues llegó después de que Borriello hubiera adelantado al Juventus y en un encuentro en el que su equipo había dado nuevas muestras de bloqueo en el juego.
Además, el Lazio, el tercer clasificado, volvió a registrar un mal resultado, en esta ocasión una derrota por dos a uno contra el Novara con gol incluido en propia puerta del francés Modibo Diakité.
Este resultado aumenta aún más la presión para el Lazio, pues le deja con los mismos 55 puntos con los que llegaba a esta trigésimo tercera jornada, pero ahora con una ventaja mínima de un punto por delante del nuevo cuarto clasificado, el Nápoles.
Y es que el equipo napolitano consiguió tres puntos de oro al vencer por dos a cero al Lecce, gracias a los tantos del uruguayo Edinson Cavani y del eslovaco Marek Hamsik.
Los hombres del técnico italiano Walter Mazzarri lograron arrebatarle la cuarta plaza a un Udinese que queda ahora en sexto lugar, aunque empatado a 52 puntos con el quinto, el Inter de Milán, que, si terminase el campeonato ahora, ocuparía el último puesto que da acceso a la próxima temporada de la Liga Europa.
Inter y Udinese disputaron precisamente un duelo directo, que terminó con los milaneses como vencedores gracias a los tantos del holandés Wesley Sneijder (por partida doble) y del argentino Ricky Alvarez.
El encuentro, que terminó con un uno a tres a favor del Inter, comenzó, sin embargo, con un tempranero gol del brasileño Danilo Larangeira para el Udinese.
Por su parte, el Roma del técnico español Luis Enrique volvió a dar otro disgusto a su afición después de la derrota por cuatro a cero del domingo pasado ante el Juventus, perdiendo nuevo tres puntos —ya son sétimos, con 50 puntos— al ser derrotado por uno a dos con el Fiorentina.
Pie de foto

Roma
EFE

Ver comentarios