Sin inflación no se justifica un aumento salarial
Enviar

Sin inflación no se justifica un aumento salarial

Los primeros cuatro meses del año marcaron una inflación acumulada de casi un 0%, ese es el indicador principal que se usa en el ajuste salarial del sector público

El acuerdo firmado desde 2007 y ratificado en 2012 por el sector público y el Gobierno acerca de los incrementos salariales, indica que todo ajuste salarial se hará respecto a la inflación acumulada de los últimos seis meses.
Si la inflación en lo que llevamos del año es prácticamente del 0%, y se proyecta un crecimiento de los precios parecido para mayo y junio, incluso con la posibilidad de que exista deflación, los sindicatos no deberían tener ninguna negociación sobre el ajuste salarial de mitad de año con el Gobierno.


Ellos deberían tomar en cuenta que las finanzas públicas son más importantes que los intereses personales, así que en este momento transitorio que vive la economía nacional, gracias a los bajos precios del petróleo que significan un rebajo en los combustibles, electricidad y otros, debería aprovecharse para darle un respiro al déficit fiscal.
Es sabido que el gasto público, principalmente en el tema salarial es el principal enemigo del creciente déficit, los sindicatos deberían tomar eso en cuenta, principalmente porque están dejando sin dinero a su empleador.
En las finanzas, los derechos adquiridos no son generadores de ingresos, ni son beneficios que se autofinancian por su sola existencia, sino que son un peso fuerte en lo que a las cuentas del Estado se refiere.
Todos los trabajadores públicos deben entender que lo mejor sería que para mediados de año, si la inflación es cero o negativa, no debería existir un aumento salarial, lo que le dará un respiro a su empleador y podría generar algún tipo de ahorro respecto a sus cuentas.
Sería ejemplar que sean los mismos representantes del sector público los que indiquen esta acción, al ver que los números de la inflación son tan bajos.
El ajuste final que le llega a los empleados públicos no es solo el ajuste por concepto de costo de vida.
Los salarios en el sector público cuentan con muchos pluses salariales, los cuales no existen en el sector privado.
Estos pluses hacen que cada vez que se produce un aumento en el salario base, aunque sea tan solo por costo de vida, suba significativamente el salario total.
Para que las golpeadas finanzas del Gobierno no sigan sufriendo, no debería darse un aumento que se justifica respecto a la inflación que vivimos en este momento en Costa Rica.


Ver comentarios