Logo La República

Domingo, 25 de agosto de 2019



COLUMNISTAS


Sin futuro no hay compromiso

Pedro Muñoz [email protected] | Jueves 02 septiembre, 2010



Re - Soluciones
Sin futuro no hay compromiso


Para invertir la subversión de valores que sufre nuestra sociedad, debemos proveer mayor credibilidad en el futuro.
Cual si fuera una canción de Sabina, mi amigo Toño Montero con tino nos espeta en La Nación del domingo (http://www.nacion.com/2010-08-29/Opinion/Foro/Opinion2502211.aspx) una serie de adjetivos coplados para describir, certeramente a mi juicio, como hemos los costarricenses subordinado nuestros valores de una manera incorrecta; este último adjetivo lo pongo yo.
Dice Toño: “… la belleza es hoy invertida o desplazada por la sensualidad y el erotismo; el gusto se confunde con el consumo sin límite y la excentricidad; el amor es malentendido como simple afectividad y cariño; la creatividad es superada por la falsa astucia y la improvisación”. Y luego advierte: “el sacrificio se entiende como opresión o castigo; perdonar es sinónimo de derrota y debilidad; la prudencia y la serenidad se entienden como falta de carácter. Igualmente, el optimismo, la fe y la esperanza son interpretados como ingenuidades o ignorancias humanas que tienen reemplazo en la ciencia y la tecnología; el recogimiento, la meditación y la vida interior parecen restar tiempo a la inteligencia; y la confianza y la transparencia si se utilizan para algo distinto a los negocios no sirven de mucho.”
Toño la pegó en una sola palabra: “hoy”. Aquí propongo que, lamentablemente, la inversión se da por la falta de credibilidad en el futuro. ¿Para qué estudiar si no sabemos si tendremos trabajo? ¿Para qué ahorrar si no sabemos si habrá devaluación? ¿Por qué no dar rienda suelta a los deseos si no sé si habrá quien me quiera mañana? ¿Por qué no saciar el apetito si no sé qué podré comer? ¿Para qué la fidelidad si el matrimonio no funciona y para qué buenas notas si no estudiar es más vacilón?
Sin confianza en el futuro, no hay compromiso; sin compromiso, no tendremos qué heredar.

Pedro Muñoz
[email protected]
www.re-solucionesenliberia.blogspot.com