Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



NACIONALES


¿Cómo reactivar a Costa Rica? Dejando atrás la incertidumbre

Sin solución fiscal, solo productividad podría mover la economía

Simplificación de trámites, nueva ley de empleo público e impulso al turismo, parte de las respuestas

Fabio Parreaguirre [email protected] | Jueves 25 octubre, 2018

Economía
Acelerar el plan de reactivación económica presentado por el gobierno de Carlos Alvarado a inicios de setiembre será prioritario. Shutterstock/ La República


Sin una solución fiscal el gobierno deberá estudiar cómo acelera sus planes para reactivar la economía.

Crear las condiciones para que los empresarios produzcan más y mejor en un ambiente de reglas de juego claras y operativas, es necesario.

Así al impulsar la producción y productividad, podría recaudar más impuestos, pero esto solo se hace dejando atrás la incertidumbre.

Acelerar el plan de reactivación económica presentado por el gobierno de Carlos Alvarado a inicios de setiembre será prioritario, en especial para generar confianza y un clima de negocios aceptable para la inversión.

Temas de simplificación de trámites, revisar las cargas sociales que incrementan los costos, mejorar los accesos a Internet, destrabar los créditos de capital de trabajo, atacar el contrabando, evasión y elusión fiscales, serán prioritarios.

Hoy estas trabas o factores hacen que una empresa que actúa a derecho no pueda competir en igualdad de precios respecto a otras fomentando el “dumping” y la competencia desleal.

A mediano plazo, es importante orientar mejor la formación escolar, colegial y universitaria, hacia las actuales tendencias científicas y de nuevas tecnologías aplicadas a la producción e innovación.

La ejecución de proyectos de infraestructura varados y ya financiados por la incapacidad de realizar expropiaciones es otra cosa que debe cambiar.

Normalmente, cuando se experimenta un bajo crecimiento, se podría tener por parte del gobierno una política expansiva, con aumentos de gasto y reducción de impuestos; sin embargo, eso no es válido en momentos en que el país enfrenta una dramática crisis fiscal y financiera.

Por ejemplo, con un déficit que, sin medidas, podría llegar al 8% el año entrante, significaría que Hacienda tendría que presionar los mercados financieros para financiar esos ocho puntos adicionales del gasto público para los cuales los ingresos corrientes no alcanzan.

Esto dispararía las tasas de interés, teniendo un impacto muy negativo en el crecimiento económico, ya que difícilmente las empresas podrían invertir con tasas de interés altas.

Lo mismo podría decirse si la crisis desata una espiral inflacionaria y de pérdida del valor del colón. 

Además, se suman otros factores, mientras la economía siga decreciendo, las tasas de interés internacionales aumentando, y el petróleo levemente más alto, no va a haber plan que resuelva el problema integralmente.


Plan que no debe demorarse en ejecutar


Estos son varios puntos que el gobierno debería priorizar si quiere empezar desde ya a reactivar la economía.


Puntos prioritarios si falla el plan fiscal


Si el plan fiscal falla, deben incluirse de inmediato leyes por separado para cada una de las falencias de nuestro sistema tributario, además del recorte de los gastos.


Números que no cierran


Al ver los números fiscales a setiembre, Hacienda no está recogiendo lo suficiente para hacerles frente a sus obligaciones, a esto se le añade que está captando poco o nada en las subastas como sucedió el lunes (cifras son porcentajes de crecimiento interanual a setiembre de cada año).

Fuente: Ministerio de Hacienda

Economía


Ideas para ser ejecutadas


Las tareas son puntuales, solo es cuestión de irlas ejecutando, para que el clima de negocios mejore y así se mueva más la economía.

Silvia Castro

Rectora
Ulacit

Lo más importante es que el Estado no obstaculice el desarrollo del sector privado, simplificando y agilizando trámites, así como la eficacia de la gestión pública, construcción de infraestructura apoyándose en la figura de concesiones, reducción del Estado y el establecimiento de leyes de empleo público y régimen de pensiones único.
Reduciendo el gasto estatal y no recargando a las empresas con impuestos que luego se utilizan para gastar y no en invertir.

Leonardo Garnier

Economista
Exministro

En el contexto en el que estamos, lo primero es que las posibilidades de crecimiento futuro dependen de garantizar la estabilidad de la economía y esto requiere, por un lado, aumentar los ingresos del gobierno —de ahí la importancia de la reforma propuesta, aunque no sea suficiente— y, por otro lado, reducir al menos el ritmo de crecimiento del gasto, para generar confianza.
Necesitamos un balance muy delicado entre las medidas estabilizadoras —mayores ingresos y menor crecimiento del gasto— porque sin estabilidad no hay crecimiento, pero sin caer en esquemas de austeridad extrema que restrinjan la demanda agregada y corten gastos e inversiones públicas importantes para la gente y para la economía.
Educación y salud son indispensables para el bienestar y ya aprendimos el gran costo que tiene recortar esas inversiones.
Lo mismo podemos decir de seguridad, que no solo afecta el bienestar de las personas sino el atractivo turístico del país.

Álvaro Gómez

Experto en Finanzas
Independiente

Mientras la economía siga decreciendo, las tasas de interés internacionales aumentando, y el petróleo también al alza, no va habrá plan que resuelva el problema integralmente, así que de una u otra forma toda está discusión será superficial y quizá hasta estéril, mientras no se aborde en forma puntual, pragmática y eficaz cómo crear las condiciones para que el empresariado produzca más y mejor en un ambiente de reglas de juego claras, operativas y legalmente hablando.
Superar la telaraña y piedras en el camino que las empresas deben pasar para producir más, más barato y en forma rentable es casi un objetivo inalcanzable y solo para locos y valientes, y así será de limitada la posibilidad de creación de empleos.

Álvaro Trejos

Consultor
Derivados financieros

Es necesario restablecer la confianza, la Ministra de Hacienda y el Presidente, unido a un pésimo manejo de la Tesorería Nacional han creado un clima de incertidumbre que tiene muchas inversiones pospuestas o detenidas.
Es necesario reducir los márgenes de intermediación financiera vía directriz a los bancos estatales, como se ha hecho en otras ocasiones.
Se deben modificar las políticas de garantías reales para los préstamos, creo que fue el FMI que calculó que cambiando esas políticas, el crecimiento podría ser hasta un 1% del PIB más alto.
El Banco Central debe dejar de intervenir en el mercado cambiario, restablecer las Reservas Internacionales que ha perdido, hacer las subastas de coberturas.
Con todo eso se dará el ajuste necesario para que la paridad del poder de compra del tipo de cambio se restablezca, con los mecanismos de cobertura necesarios.
Después de alcanzar ese nivel de equilibrio, dolarizar oficialmente, lo que daría una gran confianza a la inversión.

Francisco Gamboa

Director ejecutivo
Cámara de Industrias

La Cámara de Industrias de Costa Rica considera que las medidas prioritarias para activar la economía en las circunstancias en que nos encontramos actualmente son: simplificación de trámites, estabilidad macroeconómica, proyectos de infraestructura y disminución de tarifas eléctricas.

Yolanda Fernández

Presidenta
Cámara de Comercio

Consideramos que para reactivar la economía, ante la situación actual se deben acelerar y profundizar las medidas en los siguientes temas en simplificación de Trámites, Promoción de la Formalidad Empresarial y Mejoras en la infraestructura.
Asimismo, es necesario trabajar en aras de retomar la confianza en los consumidores y en los empresarios, que ante la difícil situación fiscal han pospuesto sus decisiones de consumo e inversión, incidiendo de forma negativa en el crecimiento económico del país.

Shirley Saborío

Vicepresidenta Ejecutiva
CPC

La reactivación económica pasa por la confianza de los actores económicos: inversionistas, consumidores, productores, e importadores. Y esto sí o sí, pasa por la estabilidad de la economía hoy.
En otras circunstancias, se hablaría de mejoras de obra pública, mejoras de trámites, crédito, etc.
Hoy la reactivación de la economía pasa por resolver el tema fiscal a través de la reforma, que aunque no es una medida del agrado de nadie, lo cierto es que da una mayor tranquilidad y seguridad jurídica.
Actualmente el tema es tan incierto, que los agentes económicos están posponiendo sus planes de inversión, consumo, producción, contratación, etc.

Laura Bonilla

Presidenta
CADEXCO

Tras cinco meses de que inició este Gobierno, hemos conocido el anuncio de algunas propuestas de reactivación sectorizada, pero aún está pendiente una reactivación económica para propiciar la generación de trabajo digno y así conseguir dinamizar la economía.
Asimismo demandamos un plan de reactivación conformado por fechas de ejecución establecidas. Consideramos prioritario que el Gobierno ejecute una estrategia de reactivación económica, ya que el ascenso de la productividad es un requisito previo y obligatorio necesario en una economía emergente como la nuestra que aspira un mayor progreso social y económico.
Si se aplican esta medidas se contribuirá con así dinamizar las finanzas públicas paralelo a un plan del gasto público que evite un aumento en el déficit fiscal.