Enviar
A partir del 12 de enero cuando los diputados regresen de sus vacaciones, no se vislumbra un consenso para que avancen en temas importantes

Sin razones para esperar cambios en Cuesta de Moras

• Legisladores dicen que priorizarán crisis, infraestructura y seguridad para 2009
• Gobierno dice que espera “mejorar” la relación con la bancada oficialista

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Lo más novedoso que cabía esperar en 2009 en la Asamblea Legislativa se refiere a ver sentado en una curul, a un ex cónsul separado de su puesto por faltas éticas, sin embargo, sus jefes encontraron la forma para que el incondicional liberacionista se quedara con el antojo.
Fuera de esto la llegada de un año electoral hace prever que todo seguirá igual como hasta ahora, puesto que el Congreso durante el último año, solo aprobó 58 leyes, pocas de ellas de gran trascendencia.
La creación de la Banca para el Desarrollo, una aún discutida Ley de Tránsito y las leyes de implementación para el Cafta son de los ejemplos más notorios en ese grupo.
Aunque en realidad la otra novedad en Cuesta de Moras para 2009 consiste en que la fracción oficialista tendrá un miembro menos, puesto que su ex jefa y ficha cercana del presidente Oscar Arias se mudará a Zapote pero sin renunciar a la diputación. Fue la salida salomónica para que el ex cónsul cuestionado no se siente en el Plenario.
Sobre el trabajo del Congreso propiamente dicho, del criterio de los mismos diputados se desprende que 2009 tendría que ser importante para los proyectos relacionados con la infraestructura, la seguridad y la atención a la crisis económica global.
Sin embargo, las señales que dejaron los diputados antes de irse al receso navideño son poco alentadoras: no hay consenso entre fracciones para aprobar un crédito por $850 millones que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ofrece para diversos proyectos, con el cual se pretende construir obras de infraestructura como la carretera Interamericana Norte, el Tren Eléctrico Metropolitano y una serie de vías cantonales.
La realización de estas y otras importantes obras de infraestructura en el país, depende de cómo se desarrolle la negociación con los distintos partidos en el Congreso durante los próximos meses; así mismo del cabildeo político del Ejecutivo. Este empréstito aún no tiene el respaldo seguro de los diputados de oposición, aunque el presidente Oscar Arias lo considera de la mayor urgencia y trascendencia.
El Partido Acción Ciudadana (PAC), la Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Movimiento Libertario (ML) se muestran renuentes a tramitar “así no más” el proyecto de ley, que empezará en el Congreso en las próximas semanas.
“No se trata de mandar el proyecto y tramitarlo así no más, tenemos que analizar cada una de las partidas, esta es una suma muy elevada por lo que los diputados tenemos que ser muy cautos de qué vamos a aprobar, estamos hablando de endeudar al país”, aseguró Francisco Molina, jefe de fracción del PAC.
En cuanto a la seguridad, después de más de un año de estar en la corriente legislativa, aún no se aprueban los proyectos en esta materia y durante las últimas semanas de 2008 la comisión especial que los dictaminará ni siquiera sesionó.
El Proyecto Integral de Seguridad Ciudadana consta de dos expedientes, uno que se enfoca en la protección a víctimas y testigos y otro en la lucha contra el crimen organizado.
El plan que crea la oficina de protección de víctimas y testigos, tiene pendiente el último bloque de mociones para someterlo a votación posteriormente.
En cuanto al expediente contra el crimen organizado, los legisladores deben aprobar cambios solicitados por la Fiscalía General de la República en el sentido que una vez aprobada la ley, no tenga roces constitucionales.
“Hay que ver que este tema no se puede enfriar; es una responsabilidad de todos asistir a la comisión y debemos aprobar los proyectos cuanto antes. Yo “apechugo“ mi ausencia, pero no soy la única que hace quórum”, dijo Ana Helena Chacón, diputada del PUSC.
En lo relativo a la atención de crisis al menos en 2008 se logró dar un paso y se aprobó la capitalización de los bancos estatales para que otorguen más créditos.
El último día de 2008 los diputados aprobaron la capitalización de los bancos Nacional, Costa Rica y Crédito Agrícola de Cartago, los dos primeros por $50 millones y el tercero por $17 millones.
Esta ley pretende ampliar las carteras crediticias en un total de $1.175 millones y mantener el ritmo del crédito para el sector productivo en medio de la crisis económica internacional en 2009, pero ahora vendrá la discusión sobre los beneficiarios del plan, un aspecto que dejó grandes dudas entre los congresistas y aunado
a ello hasta el momento se desconoce alguna otra iniciativa puntual, mediante la cual el Ejecutivo o los diputados busquen mitigar el impacto de esta crisis.
Otro de los propósitos de Año Nuevo que se oyen en el Congreso, consiste en mejorar la coordinación con el Poder Ejecutivo, incluso con la misma bancada de gobierno.
Durante las últimas semanas de 2008 fue evidente el distanciamiento —incluso las molestias personales— entre miembros de la fracción verdiblanca con Rodrigo Arias, ministro de la Presidencia por una supuesta falta de entendimiento.
“Vamos a buscar un mayor diálogo ahora en 2009”, argumentó Arias.
Lo cierto del caso es que durante las últimas semanas de 2008 el Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos (Cafta), siguió acaparando gran parte de la atención de los diputados. La carrera contra el tiempo para cumplir con el último plazo otorgado al país, con el fin de poner el acuerdo en vigencia, encendió de nuevo el conflicto y el nombramiento de los miembros de la Superintendencia de Telecomunicaciones calentó los ánimos.
Durante 2008 se pudo aprobar la Ley de Tránsito a pesar de las fuertes críticas que sigue teniendo y por otro lado, los legisladores provocaron un hecho poco frecuente y es el relacionado con el veto del Presidente de la República, a una iniciativa apoyada incluso por los congresistas de su partido.
La agenda legislativa hasta el 30 de abril la manejará el Poder Ejecutivo al estar en periodo de sesiones extraordinarias y a partir del 1º de mayo serán los diputados quienes tengan esa potestad. Sin la novedad que representaba el ex cónsul liberacionista cuestionado por su partido sentado en una curul, 2009 no pareciera ser el año para esperar sorpresas en Cuesta de Moras.





Ver comentarios