Enviar
Sin más demoras


En vista de la deficiencia en infraestructura que padece el país y que afecta en general a la población en todas partes y tomando en cuenta que en esa circunstancia no queda más que establecer prioridades para invertir en aquello que beneficie a la mayoría, LA REPUBLICA consultó a sectores productivos y de transportes para tratar de reconocer aquello que más ayudaría a ganar competitividad.
Como producto de esta consulta se identificaron los 12 proyectos considerados como más urgentes entre productores, exportadores, empresarios, industriales y transportistas que viven día a día los problemas generados por el rezago en la infraestructura del país.
La atención del gobierno, según esto debería concentrarse en la ampliación de los puertos del Caribe, el desarrollo de los aeropuertos y de las carreteras, el encarrilamiento de los trenes de cercanía y de carga, el fortalecimiento del sistema eléctrico y del acueducto metropolitano, entre otros.
Así las cosas y con la posibilidad de valerse de un instrumento como la nueva Ley de Concesiones, el gobierno ha de jugarse su última carta para evitar mayor retraso al país.
Ejemplos de malos resultados en concesiones otorgadas y en firmas de contratos deberían ser tomados muy en cuenta para que las experiencias negativas de casos como el del Aeropuerto Juan Santamaría no vuelvan a repetirse.
En la mayoría de los casos, las nuevas obras de infraestructura serían también entregadas en concesión a empresas privadas pero esta vez deberían extremarse esfuerzos y atención para que se firmaran contratos que posteriormente no generen problemas ni atrasos al país ni a los concesionarios.
En otros casos, como la necesidad de más plantas hidroeléctricas y del acueducto capitalino, habrá que apresurar cualquier actualización que requieran las instituciones que deberán hacerse cargo de las obras, el Instituto Costarricense de Electricidad y Acueductos y Alcantarillados, que estuvieron imposibilitadas de realizar dichas obras durante muchos años por decisiones de orden político.
Ver comentarios