Logo La República

Viernes, 27 de noviembre de 2020



NOTA DE TANO


Sin indigestarse, el Monstruo se comió al León

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 26 junio, 2020

Walter Centeno frente a escudo del Saprissa

El paradón de Leonel Moreira en el minuto 57, a remate a boca de jarro del goleador Christian Bolaños, evitó el funeral anticipado del León en La Catedral.

Si ya un 0-2 en contra tiene tintes de lapidario, el 0-3 le ponía en bandeja al Monstruo su corona 35 en las vitrinas del prestigioso club.

Directo y al grano, el Saprissa fue mucho más equipo que el Alajuelense y Walter Centeno le ganó la planificación del juego a Andrés Carevic, casi que por goleada.

Alajuelense se distingue por un ataque veloz y explosivo por los costados, que busca como fin primordial que el balón llegue generosamente al binomio en punta: Mc y Moya.

Lea más: Centeno aprendió del “Machillo”, alabó a Esteban Rodríguez y no se fía del marcador

“Paté” construyó entonces un bloque defensivo en forma de rombo: un líbero (Michael Barrantes); dos “stoppers” (Alexánder Robinson y Aubrey David) y un volante central (Esteban Rodríguez).

El estratega morado le metió ocho piernas al centro de su retaguardia y su planteamiento se vio notablemente favorecido, por el sistema equivocado de su colega enfrente.

Carevic se olvidó de las franjas o sus jugadores, específicamente Guevara y Lássiter se olvidaron de utilizarlas y los dos mediocampistas jugaron a la espalda de las dos puntas, lo que provocó un bosque de piernas en la antesala del área morada que favoreció muchísimo el planteamiento del técnico morado.

De ese “molote” y roce de jugadores, nacieron varios tiros libres en favor de la Liga, pero solo uno de Bernald Alfaro obligó al portero Aarón Cruz a determinante acción. Este desvío magistral del espigado portero de la “S”, más una oportunidad de gol que botó increíblemente McDonald, fue el único peligro que llevó el anfitrión al marco visitante.

Lea más: Fuerza Pública elabora plan para contener eventual celebración de Saprissa en las calles

Todo lo contrario, el Saprissa hizo fiesta en su zona ofensiva, liquidó el clásico en media hora y desnudó con una facilidad pasmosa los yerros de una retaguardia manuda desconcentrada, descolocada, lenta, postre suculento que el Monstruo se tragó sin indigestarse.

Bolaños, Torres, Venegas y los dos Rodríguez, inteligentes, bien ubicados, con sentido del tiempo y del espacio, destrozaron la frágil defensiva del León, que jugó en pésimo momento, uno de sus peores partidos del campeonato.

Cuando Alajuelense derrotó a Herediano 2-0 en la ida de la semifinal, Carevic sabía que la serie era suya.

Hoy, Walter Centeno piensa lo mismo, de manera que todo pinta a que el Saprissa montará la fiesta en La Cueva, la noche del próximo lunes.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


La rutina campeonizó en el Apertura

Martes 24 noviembre, 2020

El Sporting de Randall Row, tiene un chance de evitar último lugar del B.







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.