Enviar
Tránsito de unos 3 millones de turistas por año es principal gancho de atracción para compañías
Siete empresas tras acciones del Juan Santamaría

• Socios de Alterra dispuestos a vender el 95% de las acciones
• Escogencia del nuevo operador del aeropuerto recaerá en el Cetac


Danny Canales
[email protected]

El proyecto para ampliar el aeropuerto internacional Juan Santamaría no es tan malo como parecía.
Al menos eso es lo que piensa la mayoría de los operadores de aeropuertos internacionales que han estudiado el contrato.
LA REPUBLICA supo que por lo menos siete compañías están interesadas en adquirir el proyecto y que incluso se han reunido con los socios de Alterra para conocerlo a fondo.
Los accionistas de la empresa que opera el Juan Santamaría están decididos a vender el 95% de la participación que tienen del aeropuerto costarricense.
El resto de las acciones está en manos de empresas costarricenses, dedicadas al negocio de logística, venta de autos, comidas rápidas y a la construcción.
La mayoría de las firmas que han mostrado interés operan aeropuertos latinoamericanos. Algunas de ellas son europeas y norteamericanas que están decididas a participar solas o con socios suramericanos.
Cada una de las operadoras aeroportuarias está respaldada por bancos nacionales y extranjeros anuentes a financiar lo que falta en la terminal aérea.
El tránsito de más de 3 millones de pasajeros que registró el Juan Santamaría el año pasado es la principal atracción que ofrece el aeropuerto, según empresarios consultados.
Los representantes de las empresas aeroportuarias que consultó LA REPUBLICA accedieron a hablar siempre que se mantuvieran sus nombres en el anonimato, pues se les prohibió dar declaraciones a la prensa.
Una vez que haya concluido la fase de entrevistas con las compañías interesadas, los accionistas de Alterra junto con los bancos acreedores, presentarán una terna al Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac) con el nombre de las empresas más idóneas.
Se espera que ese trámite se cumpla este mismo mes, según trascendió de fuentes cercanas al Ministerio de Obras Públicas y Transportes.
Posteriormente el Cetac deberá analizar la información para escoger al nuevo operador del Juan Santamaría. Finalmente se deberá enviar a la Contraloría el addendum al contrato donde se establecerán los cambios que este requiere, como el ajuste del plazo constructivo, entre otros detalles.
En este caso se deberá continuar el proyecto con el mismo contrato operado por Alterra, pues el traspaso de las acciones que se piensa realizar no representa un cambio del marco contractual.
El nuevo operador del Juan Santamaría tendrá la misión de completar la ampliación de la terminal de pasajeros y de la pista de rodaje paralela, además de remodelar las salas de abordaje. Se estima que esas obras ascenderían a $48 millones.
Los socios de Alterra decidieron vender sus acciones del contrato ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo financiero con el Cetac en los últimos cinco años.
Incluso la venta de acciones es la última maniobra de los dueños de Alterra y los bancos para evitar la rescisión anticipada del contrato y los diferendos legales que ello conllevaría.
El Cetac le otorgó en febrero 60 días a Alterra para que buscara una solución que permitiera concluir los trabajos; de lo contrario el Estado asumiría el proyecto con el apoyo de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), anunció Viviana Martín, presidenta del Consejo.
El plazo otorgado por el Cetac vence el 14 de mayo. Alterra denunció el presunto desequilibrio financiero del contrato en marzo de 2003, luego de que la Contraloría ordenara no reconocerle a la empresa $18,6 millones de gastos de desarrollo que le fueron incluidos por el Cetac en el modelo tarifario.




Ver comentarios