Siendo asertivos para minimizar el conflicto
Enviar

Los conflictos siempre estarán presentes en cualquier ámbito de nuestras vidas, se dan cuando dos o más personas interdependientes entre si, tienen una opinión y/o perspectiva diferente ante una situación determinada, (sea que tenga o no la razón). Y a pesar de que son inevitables, también muchos son necesarios.

De algunos conflictos aprendemos, si es lo que deseamos, y si estamos abiertos a extraer de cada experiencia algo que sume a nuestras vidas. Sin embargo, que de ellos aprendamos no quiere decir que debamos provocarlos o que no podamos tomar acción para minimizar la posibilidad de generar aquellos conflictos que ya se han convertido en un tema redundante y que ya no nos aportan.

Un paso clave para lograr esto, es desarrollar conductas de comunicación asertivas.

¿Y qué es asertividad?
Es un término que muchos utilizan e incluso exigen de los demás, pero no necesariamente comprenden o lo viven.

Alberty y Emmons, (1976), definen la asertividad como “La conducta que permite a una persona actuar con base a sus intereses más importantes, defenderse sin ansiedad, expresar cómodamente sentimientos honestos o ejercer los derechos personales, sin negar los derechos de otros”

Cuando logramos vivir una comunicación asertiva, es altamente viable minimizar la posibilidad de un conflicto que no agregue valor, pues tendremos fuera de nuestros recursos los juicios de valor, el hábito de no escuchar de vuelta y de imponer lo que decimos.

Con la comunicación asertiva logramos acercarnos más a las personas, crear relaciones de confianza e influencia, a pesar de que no siempre estemos de acuerdo.

Si le gustaría ganar algo más que estrés o mal humor con un conflicto, le invitamos a participar de nuestro webinar, el próximo martes 27 de junio, de 6:00 p.m. a 7:00 p.m. Para inscribirse puede ingresar al link : https://attendee.gotowebinar.com/register/112646447100014082
 


Ver comentarios