Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Siemens busca indemnizaciones

| Miércoles 30 julio, 2008



Siemens busca indemnizaciones


Berlín -- Siemens AG pedirá a 11 ejecutivos que han abandonado la empresa, incluso el ex jefe ejecutivo Klaus Kleinfeld y el ex presidente Heinrich von Pierer, que le paguen indemnizaciones por daños y perjuicios por no haber puesto fin a un escándalo de sobornos que ha plagado a la compañía desde el 2006.
El consejo supervisor de Siemens quiere que los ex funcionarios paguen indemnizaciones por haber infringido sus “deberes de supervisión” y por tanto dar curso al escándalo, dijo la compañía con sede en Múnich. Siemens es blanco de investigaciones en siquiera 12 países, entre ellos los Estados Unidos, por las imputaciones de que sus empleados sobornaron clientes para obtener contratos.
La compañía, que está cooperando con los fiscales, descubrió que se habían hecho “pagos nebulosos” montantes a 1.300 millones de euros ($2 mil millones) del 2000 al 2006. A Reinhard Siekaczek, ex gerente de una división de Siemens, lo declararon culpable el domingo en el primer juicio producto de una pesquisa sobre corrupción en Múnich relacionada con el escándalo.
“Eso es un cambio paradigmático en la cultura empresarial alemana”, dijo Maunel Theisen, profesor de administración comercial en la Universidad de Múnich, en una entrevista. “Es la primera vez que el consejo supervisor de una compañía decide entablar demandas a prácticamente todo el viejo consejo de administración. La era del amiguismo se ha acabado”.
Von Pierer, a quien la fiscalía de Múnich está investigando por supuestas infracciones administrativas, y otros ejecutivos han negado que cometieran infracción alguna.
“Mi cliente toma nota de la decisión con consternación y pesar”, dijo Winfried Seibert, el abogado de Von Pierer, en un mensaje por correo electrónico. “Claro que se defenderá de estas medidas”.
El abogado de Kleinfeld, Klaus Volk, dijo que no ha recibido el anuncio y que no representa a Kleinfeld en asuntos civiles. El vocero de Kleinfeld, Norbert Essing, no devolvió de inmediato una llamada en que le pedían un comentario.
Siemens, la mayor compañía industrial de Europa, contabilizó costos de 1.400 millones de euros relacionados con las pesquisas de corrupción en el ejercicio fiscal 2007 y los tres primeros trimestres del 2008, incluido un cargo a beneficios de 119 millones de euros en el tercer trimestre por costas.
“La compañía basa sus argumentos sobre el incumplimiento de deberes de organización y supervisión en las acusaciones de prácticas comerciales ilícitas y extensos sobornos que ocurrieron en el transcurso de operaciones comerciales internacionales en los años del 2003 al 2006”, dijo Siemens.
Añadió que se formularán reclamaciones contra los 11 ex ejecutivos y un ex dirigente sindical, a quienes se dará la oportunidad de responder a las acusaciones antes de entablarse un pleito por daños y perjuicios.