Enviar
Costo de megavatio es alto, consideran empresarios
Siembra dudas precio de Reventazón

Valor es razonable y competitivo, defiende el ICE

El costo que tendrá la megaplanta hidroeléctrica Reventazón, que desarrolla el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en Siquirres, siembra dudas.
En el sector eléctrico y el de la construcción ven onerosos los $4,5 millones que valdrá cada megavatio de ese proyecto y temen que se traduzca en tarifas altas para el usuario.
Sin embargo, en el ICE salen en defensa de la obra al asegurar que su precio es razonable e incluso competitivo.
La megacentral eléctrica tendrá una capacidad instalada de 305 megavatios y recibirá una inversión por el orden de los $1.400 millones.
Por el gran tamaño, la obra debería ser más barata, a criterio de Mario Alvarado, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía.
Me parece que en Reventazón no se están presentando las economías de escala que uno podría tener como expectativa, agregó el empresario.
En ese sentido, el empresario eléctrico detalló que $4 millones costaría el megavatio en una planta mediana, de menos de 50 megavatios, pero en una de gran escala el precio debería caer.
Una inquietud semejante a la de Alvarado planteó Randall Murillo, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción, aunque hizo la salvedad de que no conoce a detalle el proyecto.
“Coincido en que el precio parece alto, pero podría uno tender a menospreciar las condiciones técnicas que presente la obra”, comentó Murillo.
El temor del sector privado es que el costo de la inversión en los proyectos se traduzca en el aumento de las tarifas eléctricas.
Pirrís fue una planta que terminó costando el triple de lo estimado inicialmente y su energía es de las más caras del mercado, consideró Alvarado a modo de comparación.
No hay por qué alarmarse por lo que costará este proyecto, respondió Teófilo de la Torre, presidente ejecutivo del ICE.
“Por el fuerte caudal, Reventazón deberá tener una gran cantidad de mecanismos que ayuden a evitar que la crecida del río se lleve la presa”, justificó el jerarca del ICE.
Se debe considerar además que ahora hay que sumar los costos socioambientales a todas las obras eléctricas, que representan un 10% del valor de la obra, destacó De la Torre.
Aun así, la planta permitirá al país seguir usando fuentes renovables a precios competitivos en la región, defendió Martín Vindas, gerente de Finanzas del ICE.
En la actualidad todos los países de la región desarrollan obras eléctricas con capacidad semejante a la de Reventazón que saldrán más baratas.
Honduras, por ejemplo, promueve la megaplanta Patuca, de 524 megavatios y $1.200 millones de inversión, en la cual el megavatio costará $2,3 millones.
La primera fase de la obra (150 megavatios a un costo de $350 millones) será financiado por el banco Eximbank de China.
Panamá, a su vez, acaba de poner a operar la central Changuinola de 223 megavatios, en la que el megavatio construido costó $2,8 millones.
Hasta el momento Reventazón registra un avance cercano al 45%, sin embargo, para completar la construcción el ICE necesita $720 millones.
Esos recursos pretende obtenerlos el Instituto mediante la creación de un fideicomiso que constituye con el Banco Centroamericano de Integración Económica.
Para evitar que Reventazón encarezca más, el ICE deberá velar por conseguir unas buenas tasas de interés y plazos adecuados en los préstamos para financiar la obra, destacó Alvarado.
La expectativa del ICE es contar con los recursos para terminar la central eléctrica en el segundo semestre de este año, estimó Gravin Mayorga, gerente de Electricidad del ICE.
Hasta ahora el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Financiera Internacional y bancos locales han mostrado interés en aportar recursos para financiar la planta eléctrica. Cuando entre a operar, Reventazón —cuyo nombre se debe al río de donde se extraerá el agua para producir energía— será el más potente de todo Centroamérica.
Superará por cinco megavatios de capacidad a las megaplantas El Cajón, en Honduras y La Fortuna, en Panamá.
Los 305 megavatios de energía que aportará al sistema nacional serán suficientes para atender una población de más de medio millón de hogares.
Esta central eléctrica es la más importante que desarrolla el ICE en la actualidad, pues es la que garantizará el abastecimiento eléctrico en el país hasta el año 2020.
La construcción de la megaplanta eléctrica, a su vez, representará un hito para el Instituto, tomando en cuenta que será la obra de ingeniería más impresionante que haya desarrollado.
Por ejemplo, la cresta de la represa tendrá una dimensión de 130 metros, eso es una vez y media el tamaño del edificio central del Banco Nacional, que mide 80 metros.
Por su parte, los 525 metros que tendrá la represa es el equivalente al tamaño de siete naves Airbus A380, que es el avión más grande en el mercado actualmente.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios