Enviar
¡Si yo fuera el entrenador!
Uruguayos que viven en el país comentan cómo le jugarían a su selección

Cristian Williams
[email protected]

Un día llegaron a Costa Rica desde Uruguay y se quedaron. Su corazón hoy está partido, son gente de fútbol, que lo viven al máximo y que este repechaje les supuso un conflicto de intereses.
LA REPUBLICA contactó a tres uruguayos que se han quedado a vivir en Costa Rica y que son entrenadores para que comenten cómo enfrentarían a la selección de su país, si estuviesen en el banquillo de Costa Rica.
Daniel Casas no solo fue entrenador, sino que también jugó en el país; Carlos Avedissian acaba de dejar el puesto como entrenador de la selección femenina y Julio César Cortés fue estrella de la selección de su país que en el 70 llegó a las semifinales del mundial.
Ponerse en el puesto que ostenta en este momento el brasileño René Simoes no es fácil y menos para enfrentar a la selección de su país. Sin querer dar consejos estos tres charrúas opinaron.
Posesión de la pelota, concentración y velocidad en ofensiva fueron puntos en que los tres entrenadores coincidieron, ahora queda ver si la Tricolor los aplicará.
Para Daniel Casas es determinante tener la mayor cantidad de posesión del balón y no desesperarse, sin dejar de lado que pese a la localía, él le daría espacios a Uruguay para poder contragolpearlo.
“Aplicaría velocidad en la ofensiva, la forma de hacer daño es con la velocidad en contragolpe, por todo lado, por el centro mejor, ya que los centrales de todo el mundo son los más lentos. Para Costa Rica jugar de local y no ir a buscar al rival es un poco difícil, pero para mí es lo más recomendable”, aseguró Casas Lagos.
Y es que las circunstancias del juego, variantes de resultados, pueden ir alterando la idea inicial y obligando a Costa Rica a replantear la estrategia.
“Uruguay va a venir a manejar el juego, tiene jugadores de demasiada experiencia y saben jugar en calidad de visitantes. En la eliminatoria ganó de visitante, ellos saben jugar en canchas difíciles”, recalcó.
En tanto su compatriota Carlos Avedissian destacó que para él es primordial el manejo del medio campo, ya que logrando eso se estará más cerca de la victoria.
“Jugaríamos con mucha dinámica, que se mueva mucho el balón para complicar el juego de ellos, que es muy fuerte, sobre todo en la marca, pero les falta velocidad”, apuntó Carlos.
Avedissian apuesta a copar el medio campo y así quitarles la posibilidad de que alimenten de balones a Diego Forlán, obligándolos a enviar pelotazos y balones divididos, lo que facilitaría el control del rival.
“Los defensas de ellos son fuertes, buenos marcadores, pero en el mano se les puede complicar la vida, sobre todo con cambios de velocidad en la última línea”, amplió Carlos, quien se muestra seguro de que utilizaría el 4-4-2.
Por su parte, Julio César “Pocho” Cortés, destaca que este juego es de vital importancia para las dos selecciones y más allá para los dos países, por lo que representa el fútbol en cada nación.
“Son partidos en los que la actitud y la concentración que se tengan pueden marcar la diferencia. La actitud en el fútbol es fundamental, ese positivismo es clave, hay que creérsela”, dijo Cortés.
Para “el Pocho” si se habla de lo que hizo Uruguay hace muchos años hay diferencia, pero los jugadores del momento son los que escriben la nueva historia.
“Hay un respeto por Uruguay, ganado por las victorias de los antepasados y no por lo que hacen los actuales. Lo último bueno de Uruguay fue en el 70, que se llegó a la semifinal, desde eso no ha sido protagonista”, expresó Julio César.
Para este uruguayo la selección de su país está formada por excelentes jugadores de manera individual, pero a nivel de conjunto no ha tenido una regularidad, acorde con los jugadores.


Ver comentarios