Enviar

Costa Rica podría aprovechar muy bien su relación con todas las naciones y con los diferentes organismos internacionales, como es el caso de la OCDE


Sí podemos vivir mejor

En la actual multipolarización del mundo, Costa Rica tiene una gran oportunidad, a pesar de ser un país pequeño, de aprovechar muy bien su relación con todas las naciones y con los diferentes organismos internacionales, como es el caso de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a la cual es posible que ingresemos en 2015.
Con cada uno podría nuestro país relacionarse en lo que más le convenga, aún manteniendo ciertas diferencias con algunos.
La regla debe ser sin duda el mutuo respeto y una interacción de beneficio común.
En el caso de nuestro ingreso a la OCDE, por ejemplo, dicha membresía nos permitiría tener acceso a las mejores prácticas de los países miembros. La ayuda técnica y económica podría producir efectos positivos en nuestro sector productivo.
Para que ese ingreso sea una realidad, el país deberá cumplir con diversas condiciones, por sí mismas beneficiosas.
Por un lado, esto tendría un costo económico, que bien valdría la pena si pensamos en las grandes cantidades de dinero público que se desperdician sin ningún efecto positivo para los costarricenses.
Mejoraría nuestra imagen internacional con lo cual probablemente lograríamos tener más capital extranjero deseando invertir aquí.
Tendríamos que compararnos ya no con el resto de Centroamérica, sino con las tendencias de los países desarrollados que integran la OCDE, pero podríamos tener acceso a los datos generados en los análisis que ahí confluyen y a las experiencias obtenidas por diferentes políticas internacionales implementadas.
Dependería de nosotros, eso sí, y de que seamos capaces de tener una política interna y exterior de Estado, de largo plazo, en vez de una de gobiernos (cuatro años), el que los diferentes sectores de nuestra sociedad se pudieran beneficiar de todo eso.
Pero si existiera la voluntad política se podrían aprovechar las transferencias tecnológicas y los avances de otros países que han logrado progresar más que nosotros en ciertas áreas.
Costa Rica por su parte, bien podría aportar a otras naciones los conocimientos y prácticas exitosas en varias materias como el turismo ecológico, por ejemplo, o de su sistema de seguridad social que como tal es envidiado por los habitantes de muchas otras naciones del mundo y que solo necesita que internamente lo liberemos de influencias negativas y mala administración que lo han amenazado.
Lo primero para que eso sea realidad y seamos aceptados en la OCDE, sería que tengamos aquí datos que comprueben que se cumplen estándares estipulados en temas como ambiente, empleo, tributación y comercio internacional entre otros.

Ver comentarios