Sí a la apertura celular
Enviar

El mandato popular es sagrado. La decisión de los pueblos no puede ser nunca mancillada, irrespetada, vilipendiada o manipulada

Sí a la apertura celular

La competencia en el mercado de las telecomunicaciones y en específico de la telefonía celular, es una oportunidad que el país puede aprovechar económica y socialmente, y que permite a los costarricenses acceder a un nuevo mundo de opciones y oportunidades tecnológicas.
La decisión de tomar este camino fue una elección hecha por el pueblo en forma democrática. Dimos al mundo el ejemplo de decidir por nuestra propia cuenta el tipo de mercado que queríamos, y así quedó plasmado en el primer referéndum de nuestra historia, el 7 de octubre de 2007.

El mandato popular es sagrado. La decisión de los pueblos no puede ser nunca mancillada, irrespetada, vilipendiada o manipulada.
Cualquier intento de oponerse a la decisión popular mediante vías coercitivas o estrategias político-electorales o de infundado temor a la población, no puede ser catalogado sino como un vil acto de traición a los derechos de los ciudadanos a su libertad de elección.
Por eso, no podemos apoyar bajo ninguna circunstancia el hecho de que hoy, cuatro años después de que el país eligiera el camino de la apertura, sigan existiendo personas, grupos, fanáticos de la intransigencia, que continúen poniendo obstáculos a esta decisión popular, y escudados en artimañas legales, burocráticas o de intimidar a la población impidan la construcción de torres a las nuevas compañías que vienen a ofrecer sus servicios al país.
¿Dónde estaban cuando fue el ICE el que levantó su red celular? ¿Por qué no expusieron las mismas razones de afectación a la salud para sus ya más de mil torres levantadas a lo largo del territorio?
El país y sus instituciones fiscalizadoras han demostrado hasta ahora tener la capacidad para garantizar un mercado en competencia en condiciones equilibradas.
Salud ha garantizado las condiciones mínimas para todos, establecidas de acuerdo con estándares de la Organización Mundial de la Salud, Setena ha sido vigilante de la afectación ambiental, lo mismo que los entes encargados de la ingeniería.
Por eso, dejemos de lado los intereses políticos o ideológicos, dejemos atrás los fanatismos intransigentes, y respetemos la decisión tomada por la mayoría. Apoyemos una apertura comercial en igualdad para todos.

Ver comentarios