Sí a la nueva Constitución habría ganado en Bolivia
Enviar
Departamentos leales a Morales resultaron claves
Sí a la nueva Constitución habría ganado en Bolivia

• Sondeos extraoficiales vaticinan el apoyo del 60% de los votos a favor de la nueva Constitución que impulsa el gobierno

Los bolivianos votaron a favor de la aprobación de un documento de 411 artículos que propugna un país plurinacional, orientado a la integración indígena, autónoma y de economía "estatista", aunque la oposición critica que otorga privilegios a grupos étnicos en detrimento de los mestizos y que no recoge una descentralización verdadera.
Entre sus 411 artículos destacan los siguientes puntos: permite la reelección presidencial por un periodo, da más poder a la mayoría indígena, define una serie de autonomías étnicas y regionales, consagra la nacionalización de los recursos naturales y promueve la reforma agraria.

La oposición critica este texto porque otorga privilegios a grupos étnicos en detrimento de los mestizos y no recoge una descentralización autonómica verdadera, entre otros.
Las encuestas de las televisiones PAT, Unitel y Red Uno reflejaron que entre un 60% y un 61% de los bolivianos respaldaron la nueva Carta Magna, mientras que el "No" cosechó alrededor del 40% de los sufragios.
Según la red de televisión ATB, su método de "conteo rápido" arroja un empate técnico con un 60% de sufragios consultados: el "Sí" fue apoyado por 50,6 y el "No" con un 49,4 por ciento.
Por regiones, la mayoría de las encuestas constata el triunfo del "Sí" en La Paz, Cochabamba, Potosí y Oruro, y el "No" en Beni, Pando, Tarija y en Santa Cruz, mientras que se registró un empate en Chuquisaca.
Los datos regionales de los sondeos confirman el rechazo a la nueva Constitución en las regiones gobernadas por opositores autonomistas y el triunfo del "Sí" en los departamentos "leales" a Morales.
El "No" habría cosechado en el conjunto nacional el 40%, pero, según los sondeos, el rechazo habría sido muy mayoritario en las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija, las mismas que se "rebelaron" el año pasado contra Morales aprobando de forma unilateral sus propios estatutos de autonomía.
La votación, a la que fueron convocados 3,8 millones de bolivianos en 2.816 colegios electorales, duró poco más de ocho horas y se desarrolló sin mayores incidentes, según coincidieron en señalar las autoridades electorales y las del Gobierno. Es la primera vez que los bolivianos votan una Carta Magna en el país, que desde 1825 ha tenido 15 textos constitucionales.
En el referendo también se preguntó a la población -en el marco de la reforma agraria propuesta en la Constitución- cuál debería ser la superficie máxima de tierras que puede acumular un ciudadano (5 mil o 10 mil hectáreas), ya que el excedente estará sujeto a la expropiación.
Por su parte, el prefecto del departamento oriental de Santa Cruz y uno de los líderes de la oposición, Rubén Costas, dijo tras sufragar en su distrito que confiaba en el triunfo del "no".
La votación fue monitoreada por centenares de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), Unasur, la Unión Europea (UE) y el Centro Carter, en medio de un importante operativo de seguridad.
Por el momento, ningún miembro del Gobierno se ha pronunciado sobre las encuestas y se espera que al cierre de la jornada el presidente, Evo Morales, se dirija a sus seguidores, que comenzaron a concentrarse esta tarde en la Plaza Murillo de La Paz.
Al igual que en otras citas electorales, la Corte Nacional Electoral (CNE) tardará varios días en ofrecer el resultado total del referendo, aunque es previsible que en el transcurso del día se conozcan datos oficiales preliminares sobre el escrutinio.
La aprobación de esta Constitución, la décimo sexta en la historia del país, supone en principio un nuevo triunfo para el proyecto político de Evo Morales, que ha cumplido esta semana tres años como presidente de Bolivia.

La Paz
EFE

Ver comentarios