Enviar
Martes 19 Abril, 2011

Servicio Ferroviario de Calidad

Considerando la necesidad de brindar soluciones a los grandes problemas de tránsito, definitivamente la promoción cada vez más profunda del tren como una verdadera alternativa interurbana, ha sido un acierto.
La apertura de nuevas rutas de servicio esperemos continúe siendo exitosa para el beneficio de todos, y en definitiva favorezca no solo por aspectos de reducción de flujo vehicular, sino incluso que sea positivo psicológicamente para quienes utilicen el servicio como opción al no encontrarse con la diaria tensión de las carreteras.
Aun así, hay que llamar la atención para un apoyo mayor a estas gestiones y que se fomente tanto la promoción como la calidad integral del proyecto. Al respecto es imperativo aumentar la seguridad en los diversos cruces del tren: cuantas más rutas y mayor frecuencia de viajes se realicen, también se incrementará la posibilidad de accidentes con resultados nefastos de índole material y humano.
No es factible seguir pretendiendo que con solo el silbato ensordecedor del tren se previene suficientemente la incidencia de percances.
Cada cruce de línea hoy en día es un momento tenso para todos los conductores ante la carencia casi generalizada de luces de alto, avisos sonoros específicos preventivos o incluso de la típica aguja que formara una barrera para impedir el tránsito cuando se pudiera. La prevención es necesaria ante la posibilidad de un accidente: la posible pérdida humana justifica mejorar en este sentido.
Por otra parte debe ser un servicio atractivo, agradable y con mayor calidad para el usuario, y esto incluye hacer una mayor señalización en los lugares en que se detendrá, mayor espacio de techo para la época de lluvia, promover más los horarios de las rutas según las diversas estaciones y paradas para que aumente no solo la utilización sino que sea de mayor conocimiento general: la labor de comunicación implica mayor esfuerzo.
Así no será empleado casi exclusivamente para ir a trabajar o estudiar, sino también como una alternativa ordinaria para muchas personas al conocer con exactitud horarios, paradas, tiempos estimados y rutas.
Adicionalmente se puede ir mejorando el interior de las unidades, incluir dispositivos electrónicos para el cobro de débito con tarjetas prepagadas y evolucionar cada vez más para mirar los trenes como una alternativa viable, agradable y que genere más satisfacción de los usuarios.
La iniciativa de la reactivación del tren ha sido acogida con satisfacción por parte de la ciudadanía, esperemos se le brinde la atención integral que merece el servicio, se le brinden los recursos adecuados para que se mantenga en buen estado, y se pueda contar con más rutas paulatinamente para que la red ferroviaria apoye como medio de transporte eficiente un mayor bienestar de social.

Germán Guerra Vargas
Consultor