Enviar
Estudio pretende garantizar suministro del líquido fuera de San José
Servicio de agua a evaluación

Actualmente unas 760 mil personas dependen de acueductos rurales

Natasha Cambronero
[email protected]

La calidad y el suministro de agua en las zonas rurales del país se han convertido en una preocupación latente debido al fuerte crecimiento inmobiliario de algunas regiones.
A raíz de ello se pretende iniciar a partir de junio con estudios en diversos acueductos rurales con la intención de determinar las medidas para garantizar el adecuado suministro del líquido.
Los estudios diagnosticarán la calidad del agua, así como las mejoras que necesitan las plantas físicas de 30 cantones, entre los cuales se repartirán $3 millones para realizar los análisis.
Actualmente, unas 760 mil personas, un 20% de la población, dependen de acueductos rurales.
Los $3 millones se destinarán a los municipios por medio de fondos de cooperación no reembolsables, por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
“Son tres cosas en las que queremos enfatizar: primero en un diagnóstico en el cual tomaremos en cuenta la cantidad, potabilidad y suministro permanente; segundo, en un plan de inversiones o mejoramiento, y por último en la optimización y medidas para evitar desperdicios y fugas del agua”, afirmó Fabio Molina, presidente ejecutivo del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM).
El propósito es realizar planes de inversión que permitan a estos cantones acceder a empréstitos provenientes del BID para la ejecución de los estudios”.
De no presentarse ningún inconveniente en el camino, se espera que los análisis inicien en junio, para contar con los resultados en diciembre.
“Estamos pensando en la mejora del servicio, no solo en la actualidad, sino también en un futuro, pero a cambio queremos que los cantones promuevan una cultura de desarrollo sostenible, comentó Ricardo Sancho, presidente ejecutivo del AyA.
Ver comentarios